5 Razones por las que pasarte a un coche de cambio automático

Poco a poco, se va acentuando más el debate entre comprar un coche automático o, por el contrario, uno de cambio manual. El coche automático comienza a hacerse notar cada vez con mayor fuerza en el mercado gracias a los avances tecnológicos y a las bondades que el cambio automático ofrece a los amantes de los coches y del motor.

Pero ¿por qué el cambio automático tiene cada día más adeptos que sucumben a sus ventajas?

Así pues, pasemos a enumerar algunas de las principales razones por las que comprar un coche automático:

¿Por qué pasarte a un coche de cambio automático?

pasarte-a-un-coche-de-cambio-automatico

Más cómodos y fáciles de conducir

A nadie se le escapa que pisar el embrague con el pie izquierdo y cambiar de marchas con la mano derecha es más complejo e incómodo que dejar al coche automático actuar por sí solo. Esto es una gran ventaja (sobre todo, si conduces en el medio urbano), pero hay quien piensa que hace de la conducción algo aburrido. Sin embargo, actualmente, la mayoría de coches con cambio automático también viene con la posibilidad de conducirlos con marchas manuales.

Más seguros

Sobre todo en las ciudades, conducir un coche automático en lugar de uno con cambio manual garantiza que tengamos las dos manos en el volante, sin tener que estar sincronizando el pie del embrague con la mano de la palanca de cambios, lo cual posibilita una mayor concentración en la conducción del vehículo y, por tanto, nos ofrece más seguridad y control. Además, al pasarte a un coche de cambio automático también mejorarás el tráfico de tu ciudad, ya que no se calará el motor. Gracias al cambio automático, evitaremos entorpecer la circulación y el riesgo de alcances por detrás que se producen cuando los otros conductores no respetan la distancia de seguridad.

Mayor eficiencia con el cambio automático

El cambio automático, al buscar la marcha más adecuada a la aceleración del motor, no solo evita que este se cale, sino que también evita los daños que se provocan al motor cuando, en la conducción manual, nos equivocamos de marcha (por ejemplo: seleccionar la quinta al intentar cambiar a tercera). El cambio automático iguala a todos los conductores en cuanto a destreza se refiere, pues no se requiere la habilidad que sí se precisa en el cambio manual.

Menor coste de mantenimiento

Al ser más seguro y eficiente, con el coche automático, no solo evitarás accidentes, sino que el motor también  gozará de mejor salud gracias a la precisión de los ajustes de las marchas automáticas. Por ello, las visitas al taller de coches se espaciarán en el tiempo y las revisiones te darán menos sorpresas desagradables que las que te da un coche tradicional, aunque sí deberás prestar atención al cuidado de la palanca de cambios automática.

Más de un cambio automático

Efectivamente, a la hora de comprar un coche automático, podrás elegir entre distintos tipos de cambios automáticos, como lo son los siguientes que, a continuación, citamos: convertidor de par, embrague robotizado, doble embrague robotizado y variador continuo.

Seguro que ya te planteas pasarte a un coche de cambio automático. Déjanos tus opiniones en los comentarios o escríbenos en nuestra página de Facebook.

cambio automáticocochesconducciónmotorTecnología del Automóvil

Deja un comentario