Fallos más comunes a la hora de pasar la ITV

revision-itv

La revisión de la ITV es obligatoria. Eso quiere decir que hay dos perfiles de conductores que van a hacer la inspección: los responsables que quieren tener su vehículo en condiciones y aquellos conductores que no quieren ser multados. Existen una serie de fallos comunes a la hora de pasar la ITV que son totalmente evitables y que nos hacer perder dinero y tiempo. Son fallos que uno mismo puede detectar sin necesidad de llevar el coche al taller. Se estima que 1 de cada 5 coches no reúne las condiciones adecuadas para pasar la ITV. Es evidente que estas revisiones son necesarias para sacar de la carretera a todos esos conductos incautos que son un riesgo para los demás.

 

Durante la ITV, los expertos revisan cada rincón de nuestro coche y se aseguran de que todas sus funciones estén correctas y que ningún aspecto supone un riesgo para la seguridad. Años tras años los expertos se encuentran con los mismos fallos a la hora de la revisión. En este post vamos a repasar los fallos más comunes a la hora de pasar la ITV:

 

LOS FRENOS Y LA ILUMINACIÓN

 

Estos dos elementos acumulan la mayor parte de las sanciones. Estos fallos suelen deberse a que los conductores apuran todo lo posible los recursos de sus vehículos. Debemos revisar el líquido y los discos de frenos, así como el buen funcionamiento de todas las luces de nuestro coche. Son fallos que podemos resolver por nosotros mismos, aunque se recomienda la visita periódica a un taller. Darnos cuenta a tiempo nos evitará bastantes quebraderos de cabeza a la hora de pasar la revisión de la ITV.

 

Las luces del coche traen muchas más multas de las que se piensa. Hay varios defectos que se consideran graves en una revisión: que no funcionen ninguna de las luces de carretera, alguna de las luces de cruce, las luces antiniebla traseras, la luz de marcha atrás, alguno de los intermitentes, ninguna de las luces de freno o ninguna de las delanteras o traseras. Para estar preparado simplemente comprueba que funcionan todas antes de presentarte a la revisión.

 

En cuanto a los frenos, pocos conductores tienen los conocimientos necesarios para verificar el estado de los mismos. Pero algunos síntomas son indicadores de avería: pedal muy blando o muy duro, nivel de líquido bajo o color oscuro del líquido de freno.

 

EMISIONES CONTAMINANTES

 

En las estaciones de ITV cada vez se presta más atención al asunto de las emisiones contaminantes. Los coches españoles suelen tener bastantes problemas con esto. Se consideran defectos graves no tener el nivel de aceite suficiente (pues no se podrá hacer la prueba), así como superar los niveles de gases lambda y de CO2. Es difícil prevenir antes que curar en este caso. No obstante, que el coche se cale mucho o eche mucho humo negro al acelerar son indicadores de que algo anda mal.

 

EJES, RUEDAS, NEUMÁTICOS Y SUSPENSIÓN

 

Hay que prestar atención a los neumáticos: que estén bien homologados, que estén iguales en el mismo eje, que no presenten bultos, deformaciones, etc. En las ruedas no debe faltar ningún tornillo ni tuerca, ni tampoco pueden tener golpes o defectos que puedan acabar provocando pérdidas de aire. Conviene revisar el estado de los neumáticos, mantenerlos en la presión adecuada y visitar algún taller de amortiguadores si notas que los guardapolvos están húmedos y sucios.

 

LA CARROCERÍA

No es lo más común, pero por defectos de carrocería también puede echarse para atrás algún coche en la ITV. Se examina la conservación de los elementos externos tales como la carrocería, las matrículas o los retrovisores. Comprueba que el exterior de tu coche no presente golpes con arista afilada o cortante. En el caso de impacto en el parabrisas o retrovisores, comprueba que no supongan nunca un obstáculo para la visión del conductor. Si tienes algún golpe o bollo en el coche, lo mejor es que vayas a un taller y compruebes si se trata de algo grave.

 

En Auto-fren disponemos de un taller ITV para que afrontes la revisión ITV con garantías. Si tu coche no pasa la ITV, tendrá que ser reparado y volver a pasar la revisión. Este proceso es lento y costoso, por lo que lo recomendable es visitar un taller antes de la inspección y asegurarte de que todo va bien. En Auto-fren te proponemos una solución rápida y fiable para que tu coche pase la ITV. Revisaremos tu vehículo de forma exhaustiva, evaluando todos los componentes que serán puestos a prueba en la inspección. En el caso de necesitar algún arreglo, nos pondremos en contacto contigo y llevaremos a cabo la reparación. Esta revisión es la mejor garantía de que tu vehículo va a pasar las pruebas pertinentes y que va a obtener su certificado en la ITV. Si desea saber más sobre este servicio.

 

 

 

Deja un comentario