Nieve, polen y puntos negros vienen sin cita previa

El mapa de puntos negros no es lo único que hemos de tener en cuenta cuando de viajar por las carreteras se trata. Es otra de las circunstancias, junto a circular con nieve o tener alergia al polen, que no podemos controlar directamente, pero sí que estamos en condiciones de poner medios y evitar que estos factores de riesgo nos ocasionen problemas graves.

Nieve, polen y puntos negros vienen sin cita previa taller mecanico en vallecas

Está claro que hay factores que nos afectan sobremanera, ambientales, climáticos o de la carretera. Como conductores, no tenemos la capacidad de modificarlos, pero sí que es nuestra responsabilidad adaptar la conducción a estas condiciones especiales, a fin de evitar consecuencias negativas para nosotros y el resto de usuarios de la calzada.

Por lo tanto, hemos de incidir en que tener un buen rendimiento físico al volante y mantener la concentración son requisitos esenciales para no tener sustos en la carretera.

Circular con nieve, tener alergia al polen o pasar por los puntos negros de las carreteras son circunstancias que nos ponen en peligro a la hora de conducir

Efectivamente, los riesgos que hemos introducido nos obligan a adaptar las condiciones de la conducción. Generalmente vamos a circular más despacio y con mayor precaución. Además, hemos de señalar que hay épocas del año (como el invierno y la primavera) en las que estos problemas pueden llegar a aparecer en un mismo momento de la conducción.

Por consiguiente, creemos que es interesante que tomes nota de algunos consejos relativos a estas circunstancias.

Circular con nieve

1. Haz uso de los neumáticos de nieve (lleva a cabo revisiones invernales) o, en su defecto, de las cadenas.

2. Reduce drásticamente la utilización del cambio de marchas.

3. Emplea con prudencia el freno y no lo pises a fondo.

4. Incrementa la distancia de seguridad.

5. Evita la conducción agresiva y sus volantazos característicos.

6. Despliega los limpiaparabrisas para que no se queden congelados.

Tener alergia al polen

1. Mantén tu coche limpio y ventilado (sobre todo, si además eres alérgico a los ácaros).

2. Sustituye el filtro del climatizador periódicamente o hazte con uno especial antialérgico.

3. Conduce con las ventanillas cerradas.

4. Trata de evitar conducir a primeras horas de la mañana y tarde, puesto que son las de mayor concentración de partículas flotantes en el ambiente.

5. Y ten cuidado con los efectos de los histamínicos y las irritaciones. Las faltas de atención vienen provocadas por los picores, las lágrimas y los estornudos.

Puntos negros

1. Localízalos y prepárate para adecuar tu conducción.

2. Evita las distracciones (por ejemplo, los móviles ya están configurados para rechazar llamadas con un mensaje como “te llamaré luego”).

3. Aumenta la distancia de seguridad.

4. Modera tu velocidad.

5. No te confíes, si es que pasas por ellos frecuentemente.

6. Finalmente, planear un itinerario alternativo también es una opción.

conducciónconsejosseguridad vial

Deja un comentario