¿ESTÁ TU COCHE PREPARADO PARA EL INVIERNO?

Se acabó el verano, pero el clima invernal también tiene su encanto. Muchas personas ya están consultando las mejores rutas de carretera para disfrutar en invierno de una escapada.

coche-invierno

Antes de ponerte en camino hacia ninguna parte debes tener en cuenta que la climatología adversa propia de esta época del año cambia las condiciones de la carretera y el modo de conducción. ¿Está tu coche preparado para el invierno? Toma nota de los puntos y elementos claves que tienes que tener en cuenta ante la bajada de las temperaturas:

  • Climatización: tanto el sistema de la calefacción como la climatización para desempañar cristales deben funcionar correctamente durante el invierno. El buen funcionamiento del sistema de climatización te permitirá conducir cómodo, sin sentir frío dentro del habitáculo del coche, algo que podría provocar tu distracción. Además, durante el invierno es habitual que los cristales se empañen con la humedad presente en el ambiente. Es importante que los cristales se puedan desempañar con rapidez para poder contar con una buena visibilidad.
  • Neumáticos de invierno: con la llegada del frío, las lluvias, la nieve y las heladas, lo más recomendable para preparar tu coche para el invierno, es contar con unos neumáticos pensados para esta estación del año que garanticen una mejor adherencia al suelo. Ante climatología adversa, este tipo de neumáticos resistentes a las bajas temperaturas aportan una mayor seguridad durante la conducción.
  • Frenos: el buen estado de los frenos siempre es vital, en cualquier época del año. En invierno, ante condiciones más complicadas de conducción debido a la humedad y suelos resbaladizos, una buena frenada puede acortar la distancia de frenado y evitar sustos.
  • Luces: las de posición, las antiniebla, los intermitentes, las de cruce… ante la escasa visibilidad que en ocasiones genera el clima invernal, todas las luces deben funcionar a la perfección para hacerte visible ante el resto de conductores y para que puedas divisar con nitidez el camino por el que circulas.
  • Cadenas: para llevar tu coche preparado para el invierno, no dudes en llevar un juego de cadenas en él, sobre todo si vas a moverte por zonas de montaña donde sean frecuentes las nevadas.

Además de la preparación del coche, debes tener claro cómo conducir en invierno. La manera de conducción ante la climatología adversa debe moderarse. La velocidad debe reducirse, la distancia de seguridad debe aumentarse y los movimientos y giros deben realizarse de forma más progresiva y suave.

Deja un comentario