CUÁNDO Y CÓMO USAR LAS DISTINTAS LUCES DEL COCHE

Las luces del coche son elementos imprescindibles para poder hacernos visible ante el resto de conductores y para mejorar nuestra propia visibilidad cuando conducimos, sobre todo cuando debemos conducir con lluvia o bajo condiciones climatológicas adversas.

como-utilizar-las-luces-del-coche

Es muy importante que sepas cuándo y cómo usar las distintas luces del coche. Aunque te parezca algo muy obvio, cada situación durante la conducción exige un alumbrado diferente que puede que haya ocasiones en las que no lo tengamos del todo claro.

Las largas, las de cruce, los antiniebla, las de posición, cómo usar correctamente las luces diurnas, cómo las nocturnas, bajo lluvia, niebla… ¿Cuándo y cómo usar las distintas luces del coche? Toma nota:

  • Luces de cruce: son necesarias para conducir durante la noche o bajo condiciones climatológicas complicadas en general. Aunque de día no son obligatorias, también es recomendable usarlas para hacernos más visibles al resto de conductores. También hay que accionarlas cuando pasamos por túneles o cuando circulamos por carriles habilitados para circular en el sentido contrario al habitual.
  • Luces de posición: como su nombre indica, estas luces se utilizan para señalizar la posición del vehículo. Hay luces de posición laterales, delanteras y traseras para que la posición del coche pueda ser visualizado por los otros conductores sea cual sea su ángulo de visión. Siempre que se circule de noche o bajo climatología adversa deben estar accionadas. Si nos vemos obligados a parar en un arcén o en un lugar poco seguro de noche, también se deben encender las luces del coche que muestran su posición.
  • Luces largas: en carreteras mal iluminadas durante la noche, es cuando se deben accionar las luces del coche más largas. Deslumbran mucho, por lo que al hacerlo hay que asegurarse que lo hacemos dejando la distancia suficiente con los otros vehículos con los que nos cruzamos o con los que circulan delante de nosotros, para no afectar a su visibilidad.
  • Luces antiniebla: tanto las traseras como las delanteras se deben utilizar cuando existe niebla, lluvia muy intensa o condiciones climatológicas que perjudican la visión general. En el caso de las delanteras, no todos los modelos de vehículos cuentan con ellas. Si el coche cuenta con luces antiniebla delanteras se pueden accionar junto con las de cruce o solas, y por los mismos motivos que se accionan las traseras (estas últimas sí son obligatorias). Las luces antiniebla deben quitarse cuando las condiciones meteorológicas complicadas cesen.

Para pasar la ITV a la primera es necesario que todas las luces del coche funcionen a la perfección.

Deja un comentario