Consejos para evitar el sueño al volante

Cuando te dispongas a conducir, debes hacerlo en las mejores condiciones físicas y mentales. De lo contrario, las posibilidades de que puedas sufrir un accidente aumentarán de forma considerable. Al conducir con fatiga, tu organismo sufre un proceso similar al de conducir con unas copas de más y tu atención se reduce drásticamente. Por eso, es tan importante saber cómo evitar el sueño al volante.

Por desgracia, el ritmo de vida que muchas veces nos vemos obligados a seguir no nos permite siempre sentarnos ante el volante en las condiciones óptimas. Por ello, a veces lo hacemos más cansados de lo que deberíamos y con falta de horas de sueño.

sueño-al-volante

Dormirnos mientras conducimos es uno de los principales motivos por los que ocurren accidentes cada día. Así que, cuando te encuentres en la situación de tener que conducir estando muy cansado, recuerda los siguientes consejos para evitar el sueño durante la conducción. De ellos puede depender tu vida y la de los demás:

  • En la medida de lo posible, evita conducir si no has dormido un mínimo de seis horas.
  • Las comidas copiosas provocan pesadez y sueño. Procura comer ligero si tienes que conducir para un viaje largo.
  • El calor provoca cansancio y somnolencia. Por lo tanto, si notas que el habitáculo de tu coche está a una temperatura demasiado elevada, procura ventilar el coche o activa el aire acondicionado para espabilarte.
  • Algunos tipos de medicamentos pueden producir somnolencia. Si te encuentras tomando algún tipo de medicación por tener que seguir un tratamiento médico, asegúrate de que entre sus efectos secundarios no se encuentra el de la somnolencia. Si es así, no conduzcas.
  • Aunque creas que no va a servir de nada, para evitar el sueño al volante, puedes mascar chicle. Si te sientes somnoliento, mascar algo de forma activa y constante como puede ser un chicle, activa tu cerebro y te mantiene distraído haciendo algo.
  • Hidratarte bebiendo agua te activará y despejará. Entre los síntomas de la deshidratación se encuentran la fatiga, la somnolencia y la flojera muscular.
  • Escuchar música o la radio mantendrá tu mente distraída sin por ello dejar de prestar atención a la conducción. Procura que no sea una música demasiado relajante.
  • Si el sueño se apodera de ti de forma irremediable, no te fuerces. Lo mejor es parar y echarse una siesta. Con que duermas media hora, tu cuerpo lo agradecerá.
  • Si viajas acompañado, el último de los consejos para evitar dormirte al volante, es que no dudes en comunicar a la otra persona que tienes sueño. Si ella conduce, perfecto, pídele que te releve. Si no conduce, pídele que te dé conversación.

Fotografía vía Pinterest

cochesconducciónseguridad vial

Deja un comentario