CONSEJOS PARA CONDUCIR DE NOCHE

Muchas personas optan por viajar de noche con su vehículo con el fin de evitar los atascos que se producen durante el día. Es cierto que las carreteras se presentan mucho más despejadas durante las horas nocturnas. Pero conducir de noche también conlleva una serie de riesgos, ya que la visibilidad es menor.

coche-noche

Por ello, antes de conducir de noche, debes asegurarte de que tu vehículo está bien preparado y debes tener claras unas cuantas normas de seguridad.

El modo de conducir de noche varía al del modo que tenemos de conducir cuando hay luz.

A continuación te ofrecemos unos cuantos consejos para conducir de noche. Toma nota y no los olvides si te sientas al volante dispuesto a recorrer calles y carreteras durante las horas nocturnas:

  • Evita conducir de noche si te encuentras cansado o con falta de horas de sueño: la oscuridad de la noche hace que nos relajemos y que sintamos somnolencia. Conducir de noche con sueño o cansado puede ser peligroso.
  • Revisa las luces de tu coche: al conducir de noche, las luces juegan un papel fundamental para que cuentes con buena visibilidad y para hacerte visible a los demás. Asegúrate de que las luces de tu coche funcionan correctamente.
  • Modera la velocidad: de noche es posible que tardes más en reaccionar ante cualquier imprevisto, ya que tardaremos más en detectarlo por la falta de visibilidad. Si conduces más despacio de lo habitual contarás con más tiempo para reaccionar.
  • Ajusta los faros de tu coche: unas luces demasiado altas deslumbrarán a los conductores que circulen delante de ti o que se crucen contigo. Unos faros demasiado bajos no alumbrarán el camino de manera adecuada y no te permitirán contar con la visibilidad suficiente para conducir con seguridad en la oscuridad.
  • Guíate con la línea derecha del carril por el que circulas: al conducir de noche es habitual que las luces de otros vehículos nos deslumbren. Son situaciones en las que perdemos visibilidad de manera momentánea. En esos casos evita mirar las luces del contrario de manera directa. Guiarte por la línea derecha marcada en el suelo de tu carril, será lo más conveniente.
  • Realiza paradas: en cuanto detectes que el sueño o la fatiga se apoderan de ti al conducir de noche, no lo dudes, detente a descansar. No te confíes. Hacer una parada para comer algo, beber alguna bebida reconstituyente y estirar el cuerpo, te espabilará.

Deja un comentario