CONSEJOS PARA CONDUCIR CON NIEBLA

Con la bajada de las temperaturas y la llegada de una climatología adversa, debemos preparar el coche para el invierno. Es necesario que nuestro vehículo sea efectivo ante cualquier contratiempo o condición complicada que pueda darse en los meses de más frío, en los que la lluvia, el viento, la nieve y la niebla pueden sorprendernos mientras conducimos.

coche-niebla

Precisamente en la niebla es en lo que nos vamos a centrar. Se trata de un fenómeno meteorológico que reduce bastante la visibilidad a corta y a larga distancia, lo cual puede resultar muy peligroso cuando vamos al volante. Por ello, a continuación queremos ofrecer unos útiles consejos para conducir con niebla.

  • Nuestro principal cometido al conducir con niebla debe ser contar con la mayor visibilidad posible y también hacernos visibles para el resto de conductores.
  • La manera de ver bien y hacer que los demás nos vean cuando atravesamos un banco de niebla es accionar las luces adecuadas. Por eso es importante tener claro cuándo y cómo usar las distintas luces del coche.
  • Muchas personas creen que es necesario accionar las luces antiniebla de manera inmediata en cuanto se detecta niebla. Pero no es así. En realidad, sólo es necesario activarlas cuando no seamos capaces de visualizar las luces de posición de los coches que circulan delante de nosotros.
  • Un error que también cometen muchos es el de accionar las luces largas cuando hay niebla. Esto tampoco se debe hacer, ya que este tipo de luces, al contrario de lo que se pueda pensar, empeorará la visión.
  • Al conducir con niebla se deben accionar las luces de cruce, y si fuera necesario, tal y como hemos apuntado antes, las antiniebla.
  • Ante la poca visibilidad que ofrece un camino en el que hay niebla, debemos extremar las precauciones, aumentando la distancia de seguridad con el resto de vehículos, disminuyendo la velocidad y evitando realizar maniobras como adelantamientos, volantazos, giros inesperados, etc.
  • Las líneas pintadas a la derecha de la carretera pueden servirte de guía cuando la visibilidad es baja.
  • En caso de que la visibilidad sea nula y dificulte demasiado el acto de la conducción con niebla, lo más aconsejable es detener el vehículo en un lugar seguro, donde no obstaculice el tráfico y no exista riesgo de que otros coches puedan chocar con el nuestro.

Recuerda todos estos elementos de seguridad que te ayudarán con el mal tiempo cuando te sientes frente al volante.

Deja un comentario