CONSEJOS ANTE LOS ATASCOS

Comprar una moto es una de las decisiones que muchas personas toman para evitar los molestos atascos. Pero si no eres amigo de las motos y prefieres conducir un coche, nadie te va a librar de los momentos de tráfico denso que tanto nos pueden llegar a desesperar.

atascos

A continuación te queremos ofrecer unos cuantos consejos ante los atascos, para que sepas sobrellevar este tipo de situaciones de la mejor manera posible, sin perder los nervios:

  • Acepta la situación: no importa si te desesperas porque vas a llegar tarde o el motivo por el que el atasco se ha producido. Lo cierto es que cuando te veas en medio de un embotellamiento de tráfico, poco podrás hacer para cambiar la situación. Así que respira y asume lo que hay.
  • Si no asumimos la situación, pronto nos invadirá un sentimiento de frustración que evolucionará hacia el nerviosismo y la irritabilidad. Esto hace que muchas personas presenten una actitud agresiva ante el volante, durante y después del atasco. Una actitud agresiva puede poner en peligro tu seguridad al volante y puede poner en peligro la seguridad de los demás, distrayéndote y distrayendo a los conductores de tu alrededor.
  • Cuanto más nervioso te pongas ante un atasco, más cansancio físico notarás. Por lo tanto, para vivir esta situación con la máxima comodidad, trata de relajarte y de no tensar tus músculos.
  • Escuchar música es una buena manera de transformar una actitud negativa en positiva. La música amansa a las fieras y en este caso lo puedes comprobar. Una canción que sea de tu agrado mejorará tu estado de ánimo en un atasco.
  • Evita el uso del móvil. Muchos conductores recurren al móvil para distraerse durante un atasco. No caigas en este error. Aunque pasemos mucho tiempo parados, durante un atasco no dejamos de estar conduciendo y circulando y debemos estar atentos a los movimientos que realizamos y a lo que hacen los vehículos que nos rodean.
  • Lejos de lo que puedas pensar, ceder el paso a los coches que tratan de incorporarse a la vía atascada, en vez de empeorar el embotellamiento, aportará fluidez.
  • Evita los cambios de carril: aunque tengas la sensación de que siempre te colocas en el carril que va más lento, no es cierto. En un atasco no hay carriles más lentos que otros, sino que irán alternando todo el tiempo. Así que evita los cambios constantes de carril que pueden que te hagan ganar apenas unos segundos de tiempo.
  • Si debes viajar con niños en el coche, trata de que estén distraídos para que no se cansen y te hagan perder a ti los nervios.

Deja un comentario