Trucos para conducir en otoño con seguridad

Termina el verano y ya están cerca las estaciones del año en las que la climatología cambia. Las temperaturas bajan y las lluvias aumentan. Esto afecta, de forma irremediable, a la seguridad ante el volante.

Debes estar preparado para conducir en otoño con seguridad. Es cierto que el verano invita a que conduzcamos más relajados. En las ciudades suele haber menos tráfico, menos obstáculos. Además, la visibilidad es óptima y las condiciones de la carretera son buenas para circular sin sobresaltos.

seguridad-en-otoño-taller mecanico en vallecas

Pero tanto el otoño como el invierno ofrecen condiciones duras para la conducción de cualquier vehículo: lluvias, niebla, suelos mojados, mala visibilidad, carreteras heladas, nevadas, etc.

Siempre se debe conducir con precaución, pero a partir de Octubre, hay que extremar los cuidados. Un despiste por parte del conductor, un vehículo en mal estado o una forma de conducción poco prudente, unidos a unas malas condiciones climatológicas, puede dar como resultado un final catastrófico.

Para conducir en otoño con seguridad, lee atentamente los siguientes consejos:

  • Conducir con seguridad bajo la lluvia: va a ser el fenómeno climatológico más repetido en los próximos meses. Con la lluvia, la visibilidad se reduce y el suelo se hace más resbaladizo. Además el tráfico se congestiona, ya que tendemos a conducir más despacio. Para conducir con lluvia de forma segura, reduce la velocidad, pon los cinco sentidos en lo que estás haciendo y asegúrate de que el estado de los frenos, de los limpiaparabrisas y de los neumáticos de tu vehículo se encuentran en perfectas condiciones. Por otra parte, recuerda dar pequeños y leves toques al freno si has circulado sobre un charco. Si al pasar atravesar una superficie de agua has perdido tracción en el vehículo, el conocido aquaplanning, levanta el pie del acelerador y deja que el coche reduzca velocidad hasta que recuperes el agarre del vehículo.
  • Quitar el vaho de los cristales: en otoño y en invierno es muy habitual que los cristales se empañen debido a los cambios bruscos de temperatura, reduciendo la buena visibilidad del conductor. Actualmente, los coches vienen con sistemas que desempañan el cristal en pocos minutos al dirigir el aire acondicionado o la calefacción a su superficie, por lo que es bueno que revises el buen funcionamiento del climatizador de tu coche. Si este sistema no te funciona de forma satisfactoria, es conveniente que lleves siempre un paño con el que puedas retirar la humedad del cristal, por si aquel falla. Abrir las ventanillas también puede funcionar para eliminar el vaho del cristal.
  • Al conducir en otoño, evita los frenazos y los acelerones bruscos, así como los volantazos. En suelos mojados o cubiertos por hojas caídas y humedecidas, el coche puede perder la adherencia.
  • Estado de las luces: el último de los consejos para conducir en otoño con seguridad, es que revises el estado de todas las luces de tu coche. Ellas son las responsables de asegurarte, por un lado, una buena visibilidad del camino, y por otro, hacerte visible ante los demás.

Teniendo claros estos puntos, sólo te queda poner el coche a punto para el otoño y disfrutar así de una conducción sin sobresaltos en esta época del año.

 

Fotografía vía Pinterest

Deja un comentario