Cómo preparar el coche para un viaje largo

El verano es la época por excelencia de los grandes recorridos. Muchas veces actuamos impulsivamente y nos disponemos aventuramos en la carretera sin más. Sin embargo, si estás pensando en desplazarte en tu vehículo y realizar una cantidad importante de kilómetros con él, tienes que tener en cuenta que hay que preparar el coche para un viaje largo.

Conducir durante horas supone un desgaste tanto para el vehículo como para el conductor, por lo que debes planificar bien todo. De esta forma podrás disfrutar de la conducción, con la tranquilidad de saber que estás viajando seguro y cómodo.

Preparar-el coche-viaje largo-taller mecánico en vallecas

Reducir la posibilidad de un accidente durante la conducción en un viaje largo, depende en gran medida, del estado del vehículo y del conductor.

  • Antes de realizar un viaje largo en coche, lo primero que debes hacer es una visita al taller. Allí deberán comprobar el correcto estado de las piezas del vehículo y de los puntos de seguridad del mismo: luces, neumáticos, frenos, motor, cinturones de seguridad, niveles, filtros, limpiaparabrisas, etc.
  • Una vez comprobado el correcto estado del vehículo, debes colocar el equipaje de tal forma que no descompense el peso del coche. Procura no sobrecargar el vehículo y colocar los bultos en el maletero, nunca sueltos en los asientos del interior o en el suelo. Ante un choque o movimiento brusco, puedes correr el riesgo de que salgan disparados, pudiendo dañar a alguno de los pasajeros.
  • Incluye un juego de los recambios necesarios para poder solventar cualquier eventualidad surgida durante el camino: rueda, luces, etc. No olvides llevar también el móvil cargado, el chaleco reflectante y los triángulos señalizadores.
  • Limpia bien los cristales antes de arrancar. Una buena visibilidad es fundamental para viajar seguro.
  • Al Preparar el coche para un viaje largo, debes pensar también en tus necesidades: coloca el asiento y los espejos en la posición que te resulte más cómoda y que te permita una buena visibilidad. No olvides llevar los papeles del vehículo siempre a mano e incluir una bolsa con agua y comida.

Una vez planificada la ruta que vas a seguir y comprobadas las zonas de descanso en las que podrás realizar paradas, podemos asegurar que ya tendrás todo preparado para emprender un viaje largo.

Que el resto del camino transcurra con tranquilidad y sin sobresaltos, dependerá, en gran medida, de ti.

¡Feliz viaje!

Fotografía vía Pinterest

cochesconducciónseguridad vial

Deja un comentario