CÓMO CONSEGUIR UNA BUENA FRENADA

Frenar el vehículo parece un acto sencillo que no conlleva ninguna complicación. Cuando uno quiere detener el vehículo tan sólo tiene que pisar el pedal del freno y el coche se detiene. Para ello, claro está, deberemos contar con unos frenos en buen estado.

conseguir-una-buena-frenada

Pero esto no significa que sepamos frenar de forma correcta. Una frenada eficaz, a tiempo para detener el coche en la distancia necesaria y forzando las piezas del mismo lo menos posible, requiere de cierta técnica que no siempre aplicamos.

Además, no se debe proceder de la misma manera en coches con frenada ABS que en coches con frenos convencionales.

A continuación te explicamos cómo conseguir una buena frenada:

  • Ante un peligro inesperado, tendemos a pisar el freno de manera brusca. Pero debes saber que en un coche que no cuente con ABS, si te pasas de frenada, puedes bloquear las ruedas y perder el control del mismo.
  • Para que no ocurra lo descrito en el punto anterior, ante un peligro u obstáculo inesperado, debes pisar el freno con firmeza pero siempre calculando que las ruedas no se bloquean.
  • Si detectas que el volante se queda bloqueado, significará que te has pasado de frenada, por lo que deberás levantar el pie del pedal del freno de manera inmediata y así poder recuperar el control del vehículo.
  • Si no conoces en qué punto exacto de la pisada del pedal se encuentra el umbral de frenado, es decir, el punto a partir del cual las ruedas se bloquearían, es aconsejable que practiques con tu coche para conseguir una buena frenada.
  • En los coches con ABS, ante un imprevisto por el que debas detener el coche de manera inmediata, no debes temer pisar a fondo el pedal. Si notas que este vibra, no te preocupes, significará que el ABS está cumpliendo su función y evitará el bloqueo de las ruedas.
  • Si la frenada del vehículo no es de emergencia, sino que se trata de un acto para disminuir la velocidad antes de realizar algún tipo de maniobra, recuerda frenar primero de manera suave y progresiva, para a continuación girar el volante. Si lo haces a la vez, podrías perder el control del vehículo

Por supuesto, antes de conducir, debes cerciorarte de que tu coche ha pasado el mantenimiento correspondiente de su sistema de frenos. Todos los mecanismos que lo componen y las piezas deben funcionar de manera correcta. También debes revisar el nivel del líquido de frenos. Si no, no podrás garantizar una buena frenada.

Comments are closed.