CÓMO AFECTAN LOS MEDICAMENTOS EN LA CONDUCCIÓN

Tanto si vas a conducir en viajes largos como si te dispones a coger el coche en recorridos cortos, debes tener precaución si te encuentras tomando algún tipo de medicamento. Aunque muchos de ellos no afectan para nada a las facultades necesarias para conducir con seguridad, hay otros tipos de medicamentos que sí pueden afectar a la conducción.

conducir-medicamentos

Para solventar las dudas que cualquier ciudadano pueda tener a este respecto, el Ministerio de Sanidad ha trabajado conjuntamente con la Dirección General de Tráfico para ofrecer toda la información necesaria sobre los medicamentos y el efecto que estos pueden tener en la conducción.

Son medicamentos que si bien no están prohibidos y no siempre afectan de manera negativa, si poseen posibles efectos secundarios. Por eso, Sanidad cree necesario advertir a los ciudadanos para que estos sean conscientes de si están tomando un medicamento con posibles efectos que podrían perjudicar a su conducción.

Los medicamentos destinados a tratar trastornos del sueño, ansiedad y los antihistamínicos, pueden reducir la capacidad de reacción, la atención y pueden provocar somnolencia.

Otros medicamentos que pueden afectar a la conducción porque también pueden provocar esa sensación de sueño, son los antidepresivos, los anticatarrales y antigripales, los analgésicos, aquellos destinados a aliviar las migrañas, los antiepilépticos, los antipsicóticos y los destinados a enfermos de Párkinson.

Algunos pueden provocar nerviosismo y ansiedad, como por ejemplo los antidepresivos. Estos últimos también pueden nublar la vista, al igual que los antialérgicos, los destinados a tratar el Párkinson y los que tratan afecciones oculares.

Por último, los analgésicos, los antipsicóticos y los antimigrañosos pueden provocar mareos.

Evitar el sueño al volante es uno de los principales efectos que se quiere combatir,  advirtiendo de los efectos secundarios que muchos de los medicamentos tienen y que pueden afectar en la conducción. Dormirse al volante sería causa de accidente sin ninguna duda.

Mareos, mala visibilidad, cansancio, falta de reacción, ansiedad… son síntomas que también pueden influir de forma clara en el riego de accidente. Son aquellos que no permiten contar con unas capacidades físicas y psíquicas al cien por cien para conducir con concentración y contando con la movilidad física necesaria para ello.

Si te ves obligado a tomar cualquiera de estos medicamentos u otros, fíjate en el envase. En él encontrarás un icono de conducción que advierte de que debes consultar en el prospecto los efectos secundarios que pueden influir en la seguridad al volante, mermando las capacidades para conducir.

Deja un comentario