5 ELEMENTOS DE SEGURIDAD QUE TE AYUDARÁN CON MAL TIEMPO

Tener conciencia de la seguridad vial para las fiestas navideñas o en cualquier época del año en la que la climatología pueda ser adversa, nos ayudará a evitar muchos sustos y accidentes.

conducir-con-seguridad

Nuestra prudencia al volante es fundamental para conducir seguros en cualquier situación, pero además de esto los vehículos cuentan con elementos de seguridad claves para sortear el mal tiempo.

Los fabricantes de vehículos cada vez avanzan más en materia de seguridad. Existen hoy en día infinidad de elementos instalados en un coche que ayudan a proteger nuestra seguridad durante la conducción.

A continuación te mostramos 5 elementos de seguridad que te ayudarán a conducir con mal tiempo, algo que a veces se puede tornar en incómodo, principalmente por la pérdida de estabilidad del vehículo y la falta de visibilidad:

  1. Sistema de frenado eficaz: el sistema del ABS supuso una revolución y todo un avance en el sistema de frenado de los coches. El ABS logra que el vehículo se mantenga estable ya que no permite que las ruedas se bloqueen durante la frenada. Si tenemos que conducir con lluvia, la frenada cumple mucho mejor su función sobre suelo mojado.
  2. Luces: las de posición, las de la intermitencia, las largas, las de cruce y las antiniebla; todas son elementos imprescindibles para conducir con mal tiempo, de noche o siempre que necesitemos tener buena visibilidad o hacernos visibles ante el resto de conductores.
  3. Neumáticos en buen estado: los neumáticos son uno de los elementos principales para conducir con seguridad cuando hace mal tiempo. De ellos depende la adherencia al suelo por el que circulamos. Mantener los neumáticos en buen estado es fundamental siempre, sobre todo cuando el suelo puede presentar humedad.
  4. El control de estabilidad: también conocido como ESP. No todos los vehículos cuentan con este sistema de seguridad. Es obligatorio que cuenten con este sistema desde el año 2014, por lo que si adquieres un vehículo fabricado antes de esta fecha es posible que no cuente con el control de estabilidad. Pero la obligación de que a partir de ahora todos los coches que se fabriquen cuenten con él, tiene una razón de peso: su enorme eficacia para evitar accidentes. El ESP controla en décimas de segundos la velocidad del neumático, el nivel de giro de la mima y la estabilidad del coche, de tal forma que puede frenar la rueda para evitar un posible accidente.
  5. Control de tracción: evita que los neumáticos pierdan adherencia, sobre todo en suelo húmedo o deslizante.

Deja un comentario