Ventajas e inconvenientes del chiptuning

La modificación del ECU (unidad de control del vehículo), comunmente conocido como chiptuning, es una antigua alternativa empleada en el mundo del motor, ya sea para mejorar el consumo o la potencia. Esta solución mecánica debe su origen al ámbito de la competición, pero cada vez más se emplea en los turismos y coches de calle. A la hora de reprogramar tu coche, te contamos las ventajas e inconvenientes en las siguientes líneas.

chiptuning

Beneficios del chiptuning

Los fabricantes de coches dejan un margen en la gestión electrónica de sus motores que, con mucha frecuencia, utilizan luego para sacar al mercado una nueva versión más potente con el mismo motor. Por ejemplo, cuando cualquier firma fabrica un motor TDI 2.0 de 120 CV, la electrónica es limitada para después cambiarla y montarla en el mismo motor, aunque en una versión con más potencia que alcanzará los 140 CV o más. Motores idénticos y con distintas potencias, los cuales son modificados por medio de la centralita.

Si tu vehículo es como el del ejemplo, un TDI 120 CV, y decides realizar una reprogramación en el taller de coches, podrás obtener una mejora notable en la potencia.

Además, si tu motor es turbo diésel, reducirás el consumo de tu coche, siempre y cuando efectúes una conducción suave. A esto hay que sumar una mejora en la aceleración y recuperación del vehículo.

Inconvenientes del chiptuning

Los inconvenientes más reseñables se dan en los motores de gasolina atmosféricos, puesto que no se reducirá el consumo. En todo caso, se mantendrá o aumentará un 10 %. Asimismo, por regla general, la mejora de las prestaciones será mínima.

Otra desventaja es que si reprogramas tu coche y tu conducción es agresiva la vida del motor se acortará en un porcentaje más elevado que en el motor de serie.

Por último, puede haber algún riesgo de perder la garantía del fabricante.

Deja un comentario