Tu carnet de conducir y el radar: la guerra de los puntos

Desde su aparición, los radares de velocidad se han convertido en la pesadilla de los conductores, que han visto como disminuían sus puntos del carnet al cometer infracciones como el exceso de velocidad. A continuación, te explicamos la información básica acerca de estos dispositivos, también conocidos como cinemómetros.

carnet-de-conducir-y-el-radar-puntos-chapa-y-pintura-en-vallecas

Los tipos de radares en la carretera

Los radares utilizados en carretera pueden clasificarse en dos grupos:

Radares camuflados.

Esta tipología de radares camuflaos son los que utilizan los vehículos de la DGT. Pueden estar, o no, identificados y su ubicación es variable, es decir, puedes encontrártelos en cualquier sitio. Pueden clasificarse a su vez en los siguientes:

Coche patrulla. Es el tipo coche identificado que cuenta con un dispositivo para captar la velocidad. Hay  de novedades al respecto. Consulta como evolucionan los vehículos de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en materia de seguridad y prevención del ilícito.

Radares de trípode. Ubicados generalmente en carretera, son fáciles de ocultar debido al poco espacio que ocupan.

Pistola láser. Radar con aspecto de pistola, es utilizado por un agente y capaz de medir la velocidad de tu coche a su paso.

Helicóptero pegasus. Radar ubicado en un helicóptero de la DGT que mide la velocidad desde el aire y hace uso de dos cámaras: una graba y la otra fotografía.

Coches camuflados. Coches con aspecto normal, sin identificación, que están modificados para incluir un radar oculto.

Radares fijos

Los radares fijos son los que tienen una ubicación fija, ya sea en semáforos, cabinas, pórticos, etc. Son utilizados en la ciudad y en carretera y por su aspecto puedes confundirlos con otros dispositivos. Los fijos pueden variar su funcionamiento, existiendo también:

Radares de tramo. Hacen un cálculo de la velocidad media del coche al pasar entre el punto A y el punto B, en el que hay ubicados dos radares.

Radares de contacto. Estos precisan de dos sensores sobre el asfalto, a unos 30 cm de distancia uno del otro, que envían la señal eléctrica, cuando pasan por encima de ellos las ruedas del coche, a una unidad central conectada a una cámara fotográfica. Por tanto,  cronometran el tiempo que transcurre entre ambas señales.

Semáforo rojo. Realiza una fotografía al saltarse un semáforo.

Si has sido advertido como infractor de tráfico por exceso de velocidad, consulta estos sencillos pasos para recurrir una multa de tráfico.

¿Cómo funcionan?

Los radares utilizados para establecer las sanciones por exceso de velocidad que pueden afectarte en el carnet por puntos emiten una onda electromagnética hacia el objetivo que quieren detectar, que es tu vehículo; esta onda rebota y es captada por la antena del aparato emisor. Una vez que llega la señal, la centralita calcula la velocidad a la que circulabas y si detecta que esta es más alta que la permitida, la cámara realiza una fotografía capturando la zaga del vehículo y así quedas identificado por tu matrícula.

Como ves, la tecnología de los radares se actualiza con frecuencia. Ahora se cuenta con dispositivos más reducidos y de mayor calidad que consigan captar mucho mejor a aquellos conductores que cometen infracciones. Así que anda con cuidado y no te fíes en ningún momento.

Tecnología del Automóvil

Deja un comentario