TIPOS DE LLANTAS PARA TU COCHE

Las llantas del coche recubren los neumáticos pero además son elementos importantes en el diseño de un vehículo. Existen llantas de diferentes formas y tamaños. Las llantas más anchas, por ejemplo, ayudarán a que existan menos problemas en la suspensión de tu coche y a mejorar la adherencia. Para reemplazar las de tu coche, lo aconsejable es respetar las pulgadas que el modelo de tu vehículo exige.

llantas

Los avances tecnológicos aplicados al mundo del motor son imparables y también han llegado al diseño de las llantas. Ya en 2016, las llantas esféricas de Goodyear sorprendían al mundo entero por su adaptabilidad a todo tipo de terrenos y condiciones climatológicas.

Independientemente del diseño más moderno o más vintage, con más o menos radios, con garganta, cóncavas, etc. que decidas instalar en tu coche dependiendo de qué aspecto deseas que este luzca, debemos distinguir cuatro tipos de llantas que varían dependiendo del material con el que están construidas:

  • Llantas de aluminio: se trata de un material que pesa poco, y que es muy resistente y la vez maleable, lo que permite que admita muy diferentes diseños. El aluminio equilibra las elevadas temperaturas de los neumáticos y por lo tanto también ayuda a aminorar el desgaste de las ruedas de tu coche.
  • Llantas de aleación: también son muy ligeras. Son las llantas más utilizadas por su poco peso, que facilita una mayor estabilidad en el vehículo.
  • Llantas de aleación de acero: también se trata de un material muy resistente, aunque más pesado que el indicado en los dos puntos anteriores. La ventaja es que presenta uno de los precios más económicos del mercado.
  • Llantas de magnesio: la elaboración de este tipo de llantas es mucho más complicada que la de las llantas de aluminio o de magnesio, por lo que su precio es más elevado. Se trata de un tipo de llanta que es más utilizado en coches de competición que en utilitarios, por resultar muy ligeros y resistentes, pero muy caros.

Recuerda antes de cambiar las llantas, que las elegidas no deben afectar a la suspensión y aerodinámica de tu vehículo. Unas llantas no homologadas para tu modelo de vehículo podrían traerte problemas a la hora de pasar la ITV o de vender el coche. Infórmate antes de decidirte por las llantas que deseas para asegurarte de que la conducción con ellas no te pondrá en peligro y de que están admitidas como válidas para la Ley.

Deja un comentario