QUÉ HACER SI TU COCHE TIENE UN DEFECTO DE FÁBRICA

Son muchos los factores a tener en cuenta antes de comprar un coche nuevo: el diseño, la seguridad, el tipo de financiación… Pero en caso de existir un defecto de fabricación en el coche adquirido, es difícil que dicho problema pueda detectarse en el momento de la compra. Este tipo de inconvenientes suelen detectarse pasado un tiempo desde el momento de la adquisición del vehículo.

coche

Incluso es habitual que sea la propia marca o el fabricante del modelo de coche afectado, el que detecte el problema.

Un procedimiento habitual es que la marca entre en contacto con el cliente para informarle de la situación. El procedimiento suele ser a través de una carta informativa que envía al usuario afectado o a los talleres oficiales de dicha marca.

En este caso el cliente afectado por un defecto de fabricación en su coche lo tendrán mucho más fácil para solventar el problema.

El taller deberá ponerse en contacto con el cliente para concertar una cita y solucionar la avería lo antes posible. Además deberá hacerlo ofreciendo todas las facilidades para generar el menor contratiempo posible al usuario. Es habitual que los talleres den prioridad de atención a este tipo de casos, traten de solventar la reparación en el menor tiempo posible y que incluso ofrezcan un vehículo de sustitución para que el cliente no se encuentre con problemas de movilidad durante el tiempo que su coche se encuentre en el taller. Y todo esto, por supuesto, sin coste para el usuario afectado.

Las coberturas esenciales para un coche nuevo cuando contratamos un seguro no incluyen la solución de defectos de fábrica de un coche. En estos casos es el fabricante el que debe hacerse cargo del problema.

También puede ocurrir que el fabricante del vehículo no admita que existe un defecto de fabricación en algún modelo de coche perteneciente a su marca. En este caso, solventar el problema resultará más complicado para el cliente.

Si tienes sospechas de que tu coche tiene un defecto de fábrica y la marca no lo admite, deberás intentar recopilar todas las pruebas e información posible: testimonios en foros de otros clientes con el mismo problema, informes de diferentes talleres, etc. Con todos los datos recopilados, deberás interponer una queja a través del servicio de Atención al Cliente de la marca y hacerles llegar toda la documentación recopilada.

Cuidar de tu coche recién comprado no es garantía de que no pueda surgir un problema por un defecto de fabricación.

Deja un comentario