¿QUÉ ES EL FAP O FILTRO ANTIPARTÍCULAS?

Para poder cumplir con las normativas anticontaminación europeas, cada vez es más habitual que los modelos de coche diésel cuenten con el llamado FAP o filtro de partículas.

filtro-antiparticulas

Los motores diésel generan una serie de partículas, y el FAP se encarga de captarlas en el filtro y destruirlas. El FAP limpia esas partículas y logra que nuestro vehículo contamine menos.

Se trata de una pieza instalada en el tubo de escape que además cuenta con una función imprescindible: destruir las mencionadas partículas cuando el filtro ya está saturado por ellas. Lo hace mediante la combustión. El FAP quema esas partículas mediante un proceso denominado ‘regeneración’. Decimos que es imprescindible porque de no destruirse, dichas partículas afectarían al motor de nuestro vehículo, pudiendo generar costosas averías.

Si nos molestamos en saber cómo limpiar el motor de nuestro coche por fuera para mantenerlo cuidado, más importante aún es mantener limpio de partículas y gases el interior de nuestro motor. Por eso es imprescindible el proceso de regeneración del FAP.

Los vehículos diésel se encargan de avisar al conductor de cuándo el filtro de partículas necesita iniciar la regeneración o combustión de partículas. Para que este proceso se lleve a cabo es necesario que el conductor mantenga el vehículo durante media hora a unas 3.000 rpm y sin detener el motor en ningún momento. Como es lógico, para esto es necesario circular a cierta velocidad que sólo sería posible en autovías o autopistas. En trayectos cortos por ciudad es difícil cumplir con estas condiciones.

No debemos hacer caso omiso a los avisos de regeneración del filtro de partículas o nuestro motor, tal y como hemos explicado, se vería afectado.

Si el filtro de partículas falla, tu coche emitirá gases contaminantes por encima del nivel permitido. La menos grave de las consecuencias es que no logres pasar la ITV. Pero lo peor que podría ocurrir es que el motor falle o que el filtro de partículas se estropee. En este último caso ten en cuenta que una reparación del FAP podría superar los 1.000 euros.

Todos los vehículos que cuentan con FAP o filtro de partículas cuentan con un manual de instrucciones donde se explica de manera clara cómo debemos atender a su mantenimiento y qué debemos hacer para llevar a cabo el proceso de regeneración de manera correcta. Pero ante cualquier duda, puedes acudir a tu taller de confianza. Un profesional sabrá decirte qué debes hacer para mantener en buen estado el FAP de tu coche, cada cuántos kilómetros debemos revisarlo y cómo actuará tu coche durante el proceso de regeneración.

Deja un comentario