Límites de velocidad: cuál es el coche más rápido del mundo

limites de velocidad

La superación de los límites es una máxima de la concepción humana. Correr más rápido, saltar más alto, tener más fuerza… Y esa necesidad de superación se encuentra también a nivel tecnológico. Nada es suficiente, y todo se puede mejorar. Eso, en parte, es lo que hace que siempre avancemos hacia el futuro.

En el mundo de los vehículos, es la velocidad lo que sin duda lleva a los fabricantes a centrar todos sus esfuerzos, unida por supuesto a la comodidad y al diseño. Y aunque los límites de velocidad los marca la ley para garantizar la seguridad de todas las personas, algunas marcas compiten a diario por ver cuál es el coche más rápido del mundo.

Límites de velocidad

Por muy rápido que sea un coche, nunca podrá demostrar esa velocidad en una carretera convencional. Adquirir uno de estos vehículos es más un modo de pertenecer a la clase más alta de la sociedad, que de llegar antes a los sitios. Los coches más rápidos alcanzan fácilmente los 300 kilómetros por hora, una cifra excesiva si tenemos en cuenta los límites de velocidad de las vías convencionales.

Los límites de velocidad cambian dependiendo del tipo de vía y del tipo de vehículo que se conduce. Obviando los vehículos más pesados, como camiones o autobuses, y los más ligeros, como bicicletas y ciclomotores, existen unos límites en cuanto a la conducción de cualquier modelo de turismos y motocicletas, que son:

  • Límite de 50 en vías urbanas.
  • Límite de 90 en vías convencionales.
  • Límite de 100 en carreteras convencionales con arcén de más de 1,5 metros.
  • Límite de 120 en autopistas y autovías.

El no cumplimiento de estas limitaciones puede conllevar una multa de entre 100 y 600 euros dependiendo la gravedad del delito, y la retirada de 2 a 6 puntos del carné.

Cuál es el coche más rápido del mundo

La lucha por conseguir el coche más veloz es sin duda ardua. En los últimos años, los fabricantes pugnan por logra un producto que no solo explora los límites de velocidad, sino, posiblemente, los límites de lo que un coche debería ser. El récord actual lo ostenta la marca Bugatti, que, tras lanzar al mercado su modelo Veyron y ser alcanzado por la marca Henessey con su modelo Venom GT en 2014; ganó nuevamente la competición al realizar su nuevo producto, el Bugatti Chiron, que alcanza los 420 kilómetros por hora, velocidad limitada electrónicamente. Esta maravilla de la ingeniería, con un diseño único y exclusivo, todavía tiene que mostrar todo su potencial, batiendo un récord que será realmente difícil de superar.

Ahora que ya sabes cuál es el coche más rápido del mundo, quizá quieras comenzar a ahorrar para pagar los millones de euros que vale. No olvides que, aunque consigas hacerte con uno, tendrás que respetar los límites de velocidad marcados para los diferentes tipos de vías. Si quieres cambiar de coche, contacta con nosotros para que podamos ayudarte en todo lo referente a la transferencia de tu antiguo vehículo y a la matriculación del nuevo.

 

Deja un comentario