CÓMO REVISAR UN COCHE DE SEGUNDA MANO

Alguna vez hemos ofrecido consejos para comprar un coche de segunda mano. Se trata de una adquisición en la que hay que prestar atención a varios factores para quedar satisfechos con la elección.

revisar-coche-segunda-mano

Si tienes dudas sobre a qué tienes que estar bien atento, a continuación os vamos a explicar cómo revisar un coche de segunda mano.

Muchos vendedores cuidan y preparan al detalle el aspecto exterior del vehículo, de tal forma que a primera vista este parecerá encontrarse en perfecto estado. Pero un habitáculo impecable y perfumado y una carrocería brillante pueden ser sólo un maquillaje que esconda averías que podrían traerte problemas en un futuro.

Hay coches de segunda mano más fiables que otros. ¿Cómo revisar un coche de segunda mano? Toma nota:

  • Comienza por los elementos más visibles y fáciles de comprobar: aire acondicionado, luces, cinturones, limpiaparabrisas, apertura de las puertas, el cristal de las lunas, etc.
  • La pintura puede proporcionarte mucha información. Si detectas leves cambios de tonalidad o brillo, significará que el coche ha sido pintado. Eso será una señal de que ha sufrido algún golpe. Una pintura brillante y uniforme será señal de que el coche ha dormido en garaje.
  • Desgaste de piezas visibles: el desgaste en ciertas piezas de plástico dentro del habitáculo del coche de segunda mano, sobre el volante, en la tela de los asientos, etc. son señal de que al coche se le ha dado mucho uso. Si el cuentakilómetros marca poco recorrido y el coche, sin embargo, muestra un desgaste desmesurado en comparación con dicha cifra, puede ser que haya sido trucado el marcaje de kilómetros.
  • Ruidos: existen problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando. Hay ruidos que puedes detectar mientras conduces que pueden ser señal de un posible problema mecánico.
  • Presta atención al motor: al fin y al cabo es el corazón del vehículo. Si el motor falla, de nada servirá que el resto de las piezas estén perfectas. Debes fijarte si vibra o emite sonidos extraños con el coche arrancado y al ralentí. Puedes exigir al propietario del vehículo de segunda mano que quieres comprar, el libro de revisiones y averías, para comprobar si el motor ha sufrido alguna avería en algún momento.

 Recuerda no quedarte con ninguna duda. Al comprar un coche de segunda mano es preferible que peques de pesado que de prudente para que no se te escape ningún detalle.

Deja un comentario