Cómo dar de baja un coche, temporal o definitivamente

Una circunstancia que casi todo el mundo debe afrontar alguna vez en su vida es dar de baja su vehículo. Ese compañero que nos ha ayudado en tantas ocasiones, con el que hemos viajado, reído y tal vez llorado, también necesita jubilarse y, llegado el caso, lo mejor es conocer los pasos necesarios para efectuar el trámite correctamente.

desguace

Desde nuestro taller de coches te avanzamos que no es una gestión para nada complicada y, también, que puede darse en varias modalidades. Puedes efectuar la baja —ya sea una moto, un coche, un camión, etc.— de forma temporal u optar por una baja definitiva del vehículo. En el primer caso, los motivos más comunes son personales, como la imposibilidad de usarlo por un tiempo largo, la compraventa o que ha sido sustraído.

El adiós definitivo

También puede haber llegado el momento de despedirte de ese viejo amigo. En tal caso, bajo ninguna circunstancia debes dejarlo en la vía pública o abandonarlo en cualquier otro lugar. Es más, debes saber que si hacer esto puedes recibir una severa multa, que va de los 600 a los 600 000 euros. Descartada esta opción, lo más correcto y habitual, sobre todo si cuentas con un turismo o una furgoneta de hasta 3500 kg, es dirigirse a un Centro Autorizado de Tratamiento, los conocidos desguaces. Pero, eso sí, asegúrate de cuenta con este distintivo.

Una vez que firmes allí la solicitud y entregues la documentación del vehículo, el desguace te dará el certificado de destrucción del vehículo. Y también te aportará el justificante de la baja definitiva de la Dirección General de Tráfico. En el resto de vehículos no es necesario pasar por dicho centro, pero sí recomendable para ahorrarte el abono de las tasas. En el caso de baja por traslado a otro país, es imprescindible acudir a la Jefatura de Tráfico.

Deja un comentario