CONSEJOS PARA COMPRAR UNA MOTO DE SEGUNDA MANO

Si estás pensando en comprar una moto de segunda mano porque aún no posees la suficiente experiencia sobre las dos ruedas y te apetece probar con una moto usada antes de dominar la conducción de tu moto nueva, o porque simplemente ese es el presupuesto del que dispones, toma nota de los siguientes consejos para acertar con tu compra.

moto-seunda-mano

  • Compara precios: piensa qué modelo de moto se adapta mejor a tus necesidades y compara precios para hacerte una idea del coste medio que alcanza ese modelo en concreto en el mercado. No dudes en consultar foros en Internet para hacerte una idea general de qué prestaciones debe ofrecer ese modelo y a qué precios.
  • Desconfía de los ‘chollos’: nadie regala nada. Si detectas un precio demasiado bajo, desconfía.
  • Asegúrate de que la moto de segunda mano que quieres comprar cuenta con toda la documentación en regla y la ITV pasada.
  • Para saber si tiene alguna cuenta pendiente como por ejemplo el Impuesto de Circulación, debes solicitar un informe en Tráfico que certifique que no hay deudas pendientes.
  • Prueba la moto antes de comprarla. Una buena forma de detectar posibles fallos o averías es acudir a la cita de la prueba con alguien de confianza que entienda de motos. Si el propietario de la moto de segunda mano pone algún impedimento para que pruebes la moto o para arrancarla, desconfía.
  • Fíjate en los desgastes y decoloraciones de ciertas zonas: manguitos, asiento, gomas, neumáticos, el óxido en zonas metalizadas, etc. Hay ocasiones en las que cuando vamos a comprar una moto de segunda mano podemos detectar que el cuentakilómetros marca demasiado pocos kilómetros para el nivel de desgaste que presenta el vehículo. En ese caso es posible que el cuentakilómetros haya sido manipulado.

Una vez que estés seguro de que has encontrado la moto de segunda mano perfecta para ti, toca disfrutarla. Haz uso de alguna app de rutas para motos o muévete por la ciudad sin tener que soportar los molestos atascos. Sácale partido a tu nuevo vehículo.

El miedo a que nos estén dando gato por liebre, a que aparezcan averías que han sido ocultadas durante la venta o a que nos estén cobrando más de lo que realmente cuesta es habitual durante la compra de una moto de segunda mano.

Sigue estos consejos que te hemos mostrado, acierta con la compra de tu moto de segunda mano y una vez que la tengas, hazte con un casco para moto y con el resto del equipamiento necesario para conducir seguro y ¡elije destino!

Deja un comentario