Todo lo que debes saber para cuidar tu coche en verano

Con el verano, no sólo llega el buen tiempo, también llegan las altas temperaturas y los potentes rayos solares que desgastan ciertas partes de nuestros vehículos. Ten en cuenta que para asegurar su supervivencia, además de cuidar tu coche en verano, debes llevar un mantenimiento constante durante todo el año. Eso sí, en la época estival, asegúrate de vigilar con más cuidado aquellas partes que sufren más con el calor.

cuidar de tu coche en verano-taller de coches en vallecas

Carrocería e interior. Con el calor, tanto el aspecto de la carrocería como el del interior del habitáculo, puede verse afectado. Al dejar muchas horas el coche aparcado bajo el sol, la pintura puede resentirse y decolorarse. Lo mismo ocurre con el interior. La tapicería puede decolorarse y algunas piezas del interior del vehículo pueden, incluso, llegar a deformarse. Y es que un coche a pleno sol puede llegar a alcanzar los 60°C.

Para evitar estos calentones, procura aparcar siempre en zonas de sombra. Ya lo sabemos, es algo difícil de llevar a cabo. Además, es muy recomendable que laves el coche con asiduidad, para refrescar la carrocería, y que utilices parasoles que eviten la filtración de los rayos del sol al interior del vehículo.

Por otra parte, para cuidar de tu coche en verano, debes prestar atención al cuidado del motor. Con el calor del verano no es raro que se sobrecaliente. Por ello, debes vigilar que el indicador de su temperatura, presente en el salpicadero, no alcance la zona roja. Este indicador debe marcar unos 90°C. Si detectas que se sobrecalienta, detén el vehículo y enciende la calefacción. Aunque sea algo poco apetecible en verano, la calefacción liberará el calor de la zona del motor y la temperatura regresará a valores seguros a la espera de la visita al taller.

Frenos y discos. Si ya de por sí las pastillas de freno rozan con los discos y se calientan, con las altas temperaturas del verano, el calentamiento en esta zona del coche será aún mayor. Por ello, es recomendable que no tires tanto de freno como de freno de motor. Utiliza marchas cortas para disminuir la velocidad y evita los frenazos bruscos siempre que sea posible.

El último punto que a recordar para saber cuidar tu coche en verano, es el de los neumáticos. En la época estival éstos se calientan más de la cuenta, lo cual puede provocar pinchazos si la presión no es correcta. El remedio es sencillo: vigila su presión.

Esperamos que sencillos consejos para cuidar tu coche en verano te sean útiles y que tu pequeño sobreviva con éxito a la época estival.

Fotografía vía Pinterest

carroceríacochesCuidado del vehículomotorruedas

Deja un comentario