Todo lo que debes saber sobre los frenos de coche

tipos-de-frenos

 

Los frenos son un dispositivo utilizado para detener o disminuir la velocidad de un vehículo, generalmente un eje, eje de transmisión o tambor.

Los frenos también son transformadores de energía, es decir, una máquina que transforma energía cinética en calor o trabajo, por ello se ven a menudo como extractores de energía. A pesar de que los frenos son también máquinas, se les encuentra en la parte de diseño como un elemento máquina y en teoría de control como actuadores.

Su uso se relaciona generalmente con vehículos: automóviles, trenes, aviones, motocicletas o bicicletas para un mejor funcionamiento y seguridad.

 

¿Qué tipos de frenos encontramos hoy en día?

Freno de cinta o banda

Utiliza una banda flexible, mordaza o zapatas para ejercer tensión sobre un cilindro o tambor giratorio que se encuentra en el eje que se pretende controlar. La zapata genera fricción con la cual se disipa el calor de la energía cinética del cuerpo a regular.

 

Freno de disco

Un dispositivo cuya función es detener o reducir la velocidad de rotación de la rueda, está creado en acero y unido al eje de la rueda. Este sistema de frenado es más eficaz porque funciona con un disco generalmente recubierto de una pastilla que ejerce fricción con el disco. El líquido de frenos presiona sobre los pistones que mueven las pastillas. Aunque lo normal son los discos de acero en altas competiciones son de fibra de carbono.

tipos-frenos-disco

Freno de tambor

Es un tipo de freno en el que la fricción que causa por un par de zapatas que presionan contra la superficie interior de un tambor giratorio, que está conectado al eje de la rueda. Este tipo de freno lo inventó Louis Renault en 1902. En los primeros modelos las zapatas eran dirigidas mecánicamente, en los años 30 se introdujo el sistema hidráulico con un aceite especial. En la actualidad se emplean en bicicletas y en algunos frenos de la parte trasera de los automóviles. Este sistema de freno de tambor tiene la ventaja de ser muy efectivo, tener un bajo coste y una larga duración, pero posee también el inconveniente de la ventilación. Los frenos de tambor o zapatas del freno están compuestos de dos piezas de acero soldadas entre sí. El material de fricción está pegado con adhesivo. La zapata primaria está ubicada mirando hacia el frente del vehículo y tiene el forro diferente de la zapata secundaria. Los revestimientos deben ser resistentes al calor y al desgaste. Aunque las zapatas están creadas de materiales resistentes al calor también están diseñadas para hacer el mínimo ruido.

 

Frenos ABS

También llamado sistema antibloqueo de ruedas, es un dispositivo utilizado en automóviles y modelos avanzados de motocicletas que hace variar la fuerza de frenado para evitar que los neumáticos resbalen con el suelo. Este sistema fue desarrollado para los aviones los cuales tienen que frenar fuertemente una vez han aterrizado. Se inventó por Bosh en 1978 cuando lo introdujo de segunda generación como una revolucionaria opción del Mercedes-Benz Clase S.

 

¿Como funcionan los frenos ABS?

El ABS funciona en conjunto con el sistema de frenado tradicional. Consisten en una bomba que se incorpora a los circuitos del líquido del freno y en unos detectores que controlan las revoluciones de las ruedas. Tras una frenada brusca las ruedas reducen repentinamente sus revoluciones, el ABS lo detecta como que están a punto de quedarse bloqueadas sin que el vehículo se haya detenido. Para que el vehículo no se deslice sobre el pavimento sin control, los sensores envían una señal al ABS y reduce la presión sobre los frenos sin que intervenga el conductor. Cuando las ruedas giran correctamente el sistema permite que la presión sobre los frenos vuelva a actuar con toda intensidad, lo que el conductor siente es una vibración en el pedal del freno.

El ABS (Antiblockiersystem en Alemán) permite que el conductor siga teniendo el control sobre la trayectoria del vehículo, y poder así maniobrar con el volante con absoluta libertad.

 

Tipos de frenos de disco

  • Discos flotantes con pinzas fijas: Estos discos van unidos a la llanta colocados sobre un buje donde unos elementos de aluminio los fijan y se dilatan. Esto hace que los discos no se deformen como el resto, por la diferencia en la dilatación de los discos y el soporte. Tienen agujeros que aligeran el peso y ayudan con la limpieza de las pastillas, lo que resulta una mayor capacidad de frenada.
  • Discos ranurados con pinzas fijas: Son flotantes como los anteriores, pero tienen unas hendiduras que eliminan la suciedad que se acumula en las pastillas de freno. A causa de estas hendiduras es un 30% más efectiva la frenada que los discos normales y resultan especialmente efectivos en condiciones meteorológicas adversas. Estas pastillas se gastan muy deprisa. Estos discos están agarrados normalmente con pinzas de freno fijas con pistones de aluminio. Se suelen utilizar en coches deportivos, aunque existen otros modelos que también los llevan.
  • Discos fijos ventilados con pinzas fijas: Estos discos cuentan con la ventaja de que según giran se están ventilando gracias a sus ranuras en el interior que hace girar el aire del centro para afuera.
  • Discos ventilados con pinzas flotantes: Son lisos y fijos cerrados en la parte de atrás y ventilados en el eje. Las mordazas emplean un solo pistón, a diferencia de las pinzas normales que utilizan entre 6 y 8 pistones. Un sistema más económico, pero resiste peor la subida de temperatura y menos eficiente al contacto

 

cuando-cambiar-discos-de-freno

¿Cada cuanto se cambian los discos de freno?

Los discos de freno sufren desgaste debido a dos factores: el kilometraje y el tipo de conducción. Cuanto más tengamos que frenar, mayor desgaste sufrirán los discos y antes deberemos de sustituirlos.

 

¿Cada cuánto cambiar pastillas de freno?

Dependerá del vehículo, kilometraje y si haces muchos viajes en carretera. Como norma general podemos afirmar que las pastillas se desgastan mucho antes en ciudad que si viajas por carretera.

 

¿Qué es el líquido de frenos?

Líquido de Frenos: Es un líquido hidráulico que hace posible la transmisión de la fuerza ejercida sobre el pedal de freno a los cilindros de freno en las ruedas de automóviles, motocicletas, camionetas y algunas bicicletas avanzadas.

 

cuando-cambiar-liquido-de-frenos

¿De qué esta compuesto el líquido de frenos?

Se compone principalmente de derivados de poliglicol, también se usan líquidos de silicona y aceites minerales. El punto de ebullición de este líquido ha de ser alto ya que está expuesto a mucho calor y la formación de burbujas puede dañar el freno. También la temperatura mínima ha de ser muy baja para que no se congele con el frío. Este líquido es higroscópico, absorbe la humedad y la atrae por lo que puede correrse el riesgo de una disminución de la temperatura.

Este líquido es correoso y puede irritar los ojos, por ello recomendamos utilizar guantes y gafas protectoras para su manipulación, además de que puede atacar la pintura y componentes de plástico, por ello ha de eliminarse lo antes posible en caso de derrame. Como es comprensible el líquido de frenos sobrante lo depositaremos en un contenedor de residuos especiales.

 

¿Cada cuánto se suele cambiar el líquido de frenos?

El líquido de frenos se debe reemplazar entre 2 y 4 años. Por la corrosión de los líquidos de freno frente a la humedad puede desgastar los pistones de freno.

Deja un comentario