TIPOS DE BATERÍAS DE COCHE

La batería del coche es una pieza imprescindible, fuente directa de energía de nuestro motor. Sin ella nada funcionaría.

tipos-de-bateria

Como la mayoría de las piezas de un coche, la batería tiene un tiempo limitado de validez tras el cual es necesario que sea cambiada.

Existen diferentes tipos de batería que te presentamos a continuación:

  • Batería de calcio: cuenta con una serie de placas de polaridad fabricadas con aleación de calcio suspendidas en ácido sulfúrico. Este material es poco corrosivo y evita la pérdida de fluidos. El calcio hace de este tipo de baterías, piezas resistentes y duraderas y todo ello sin presentar un coste en el mercado excesivamente elevado.
  • Batería compuesta por celdas húmedas: es una de las más demandadas por su económico coste cuando alguien decide cambiar la batería del coche. Sus placas de polaridad están compuestas de plomo, un material algo más corrosivo y que resulta menos efectivo que las de calcio a la hora de retener la pérdida de fluido.
  • Batería VRLA: el ácido en este tipo de baterías es contenido en un recipiente, al contrario que las baterías de celdas húmedas. Esto evita la pérdida de fluido o gas.
  • Batería de ciclo profundo: el volumen de sus placas es mayor, lo que permite más capacidad de recarga, aunque su coste es uno de los más elevados del mercado. El principal problema que presentan es que si el coche no es utilizado durante un tiempo demasiado prolongado, este tipo de batería corre el riesgo de descargarse con más facilidad.
  • Baterías de iones de litio: la sal de litio es el electrolito utilizado en este tipo de batería. Son muy efectivas y ligeras pero su coste es más elevado que los tipos de baterías presentadas en los putos anteriores. El problema que presentan es que debido al sobrecalentamiento corren el riesgo de sobrecarga, algo que se puede evitar instalando un dispositivo de protección adicional.

Recuerda que uno de los motivos más frecuentes por los que un coche no arranca es la descarga de la batería. Los problemas en esta pieza son uno de los más habituales que provocan la entrada con grúa en la mayoría de los talleres. La solución es rápida y sencilla. Si la batería ha agotado su vida útil será necesario cambiar la pieza. No dudes en consultar con un profesional para que, dependiendo de tu presupuesto y tipo de coche, puedas adquirir el tipo de batería mejor se ajuste a tus circunstancias personales.

Deja un comentario