¿Qué tipo de aceite de motor necesita tu coche?

Si quieres saber cuál es el tipo de aceite para tu coche, antes debes tener claro cuál es la función de este elemento y cuántas clases de aceite existen en el mercado. A partir de ahí, dependiendo del modelo de vehículo, cada fabricante recomendará uno u otro diferente.

El aceite del coche tiene como función lubricar y refrigerar todas las piezas del motor cuando éste se pone en funcionamiento. Esta labor resulta fundamental, ya que la temperatura alcanzada fruto de la fricción de las piezas es muy alta. Cuanto mayor sea la calidad del aceite usado, mejor resultará el mantenimiento y el rendimiento del motor. De este modo, el empleo de un aceite de calidad es uno de los grandes consejos para alargar la vida de tu vehículo.

aceite-de-coches-625x245

Debido a la importante función del aceite para el correcto funcionamiento del motor, debemos prestarle gran atención. No sólo empleando el aceite más adecuado por tipo y calidad, sino también atendiendo a su correcto nivel en todo momento y al cambio del mismo, junto con el filtro que lo limpia de impurezas, tras el kilometraje indicado por cada fabricante.

En lo que se refiere a los tipos de aceites para coche, conviene saber que existen dos grupos principales. Cada fabricante recomendará uno u otro dependiendo del tipo de motor de nuestro coche. Así, debes mantenerte atento a las indicaciones que ofrece el libro de instrucciones de tu vehículo:

  • Sintéticos: son los más recomendados debido a los detergentes y aditivos incluidos en su composición y que mejoran considerablemente el rendimiento del motor. La base destilada se modifica y se refina para que el resultado durante su funcionamiento sea mejor.
  • Minerales: son el resultado de la destilación directa del petróleo.

Dentro de estos dos grupos de aceites existen diferentes variedades. Las más comunes son las que  dependen de la viscosidad y fluidez, medidos por el índice SAE (Sociedad de Ingenieros Automotores); así como de la calidad y el tipo de motor al que van dirigidos, marcado por el índice API (Instituto Americano del Petróleo).

En el caso del API, el recipiente indica mediante una letra a qué motor va dirigido ese aceite: diésel (con la letra C) o gasolina (con la letra S). Seguida de esa primera letra, aparece otra que indica la calidad del aceite. Esta segunda letra se ordena en orden alfabético de menor a mayor calidad del aceite.

En cuanto a la viscosidad y fluidez de cada aceite, debes ceñirte a las indicaciones del fabricante. Del mismo modo, en lo referente a la calidad, debemos ceñirnos a utilizar la calidad mínima recomendada o superior, nunca inferior a los parámetros indicados.

Ante la más mínima duda sobre cuál es el tipo de aceite que utiliza tu vehículo, es mejor que no te la juegues. Un aceite no conveniente puede arruinar el motor de tu coche. Así que, si no lo tienes claro, lo mejor es que acudas a un taller y sigas las indicaciones de un profesional. En Auto-Fren estamos siempre dispuestos a asesorarte en cualquier duda y a ayudarte a poner a punto tu coche este otoño. Visítanos siempre que lo necesites.

Foto vía Pinterest

aceite del cochecuidado del automóvil

Deja un comentario