¿Por qué son más seguros los frenos ABS?

El sistema de frenos ABS ha ido evolucionando con el tiempo, desde su aparición en los años 60, y es, sin duda, una medida de seguridad activa fundamental en todo automóvil. En la actualidad se encuentra habitualmente integrado junto a otros sistemas de control y estabilidad, pero sigue siendo el sistema antibloqueo de ruedas más eficaz en caso de frenadas de emergencia.

frenos-abs

El ABS o Sistema Antibloqueo de Ruedas tiene como finalidad evitar que las ruedas queden bloqueadas cuando frenamos de forma brusca, impidiendo que perdamos la trayectoria adecuada y el control sobre el vehículo.

El funcionamiento del ABS quita presión al líquido de frenos, encargado de transmitir la fuerza con la que presionamos el pedal cuando frenamos.

Para ello, se sirve de un sistema de electroválvulas que recibe una señal desde la centralita del ABS, de forma que, aunque nosotros no levantamos el pie del freno, él mismo se encarga de liberar cada poco tiempo el giro de las ruedas durante la frenada, lo que evita que perdamos el control.

El sistema ABS se compone de tres elementos principales

  • La centralita o unidad de control.
  • El sistema de válvulas, encargado de regular la presión del líquido en cada uno de los cilindros del freno de las ruedas.
  • Los sensores de velocidad de giro, a partir de los cuales es posible determinar si las ruedas se encuentran próximas a una situación de bloqueo.

Si nuestro vehículo dispone de ABS, ante una situación de emergencia, debemos pisar el pedal de freno hasta el fondo y mantenerlo así hasta la completa detención del vehículo. Al mismo tiempo, debemos pisar también el embrague. De esta forma, conseguiremos interrumpir la transmisión entre el motor y las ruedas.

Conclusión

En definitiva, el ABS es una gran aliado de los amantes del mundo del motor y, por ello, se revela como fundamental realizar su adecuado mantenimiento en el taller de coches.

Deja un comentario