MOTIVOS POR LOS QUE UN COCHE NO ARRANCA

Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Te sientas frente al volante y se te hiela la sangre al comprobar que tu coche no arranca.

coche-no-arranca

Antes de entrar en pánico, piensa que hay averías frecuentes de un coche que pueden presentar problemas en su arranque y que tienen fácil solución.

A continuación te explicamos los motivos por los que un coche no arranca. Toma nota:

  • Las piezas que se encuentran implicadas en el arranque del motor de un coche son la batería, las bujías y el motor de arranque. Cualquier fallo en cualquiera de ellas hará que nuestro vehículo presente problemas para arrancar. Otros motivos pueden ser la causa, aunque estos mencionados son los más frecuentes.
  • Un desgaste en las bujías evitará que se produzca la chispa necesaria que en contacto con el combustible provoca el arranque del coche.
  • Una de las averías frecuentes en los coches que hacen que muchos de ellos tengan que entrar en grúa en un taller, es el de un fallo en la batería. Si esta pieza deja de funcionar, el coche no hará ni el más mínimo amago de arranque. La batería es la pieza que envía la energía necesaria hacia las bujías y hacia el motor de arranque. Sin su función, nada de nuestro vehículo funcionará. Una batería desgastada es uno de los problemas más frecuentes con los que se encuentran muchos conductores.
  • Si un coche no arranca por un problema de batería, una solución es arrancar el vehículo con pinzas. Pero este método suele servir de manera momentánea. Cuando una batería comienza a dar problemas, lo más recomendable es que se sustituya la pieza entera por una nueva, porque lo más probable es que una vez apagado el coche, vuelva a presentar problemas para arrancar.
  • El motor de arranque es otra de las piezas que con el tiempo se puede desgastar y fallar a la hora de encender el combustible de nuestro coche usando la energía que transmite la batería.

Para evitar todos estos problemas que pueden influir en el proceso de arranque del motor de tu vehículo, no olvides que debes someter a tu coche a las revisiones periódicas marcadas por el fabricante. Una visita anual a tu taller de confianza será imprescindible para chequear el estado de todas estas piezas claves para el arranque de tu coche. Sólo así evitarás sustos innecesarios y un desembolso de dinero mayor del deseado.

Deja un comentario