El filtro antipolen. ¿Qué es y cuándo hay que cambiarlo?

El filtro de polen o filtro antipolen tiene la función de reducir o eliminar las partículas e impurezas que puedan acceder al interior del vehículo, pudiendo acarrear problemas de salud, para ti o para tus ocupantes.

filtro-antipolen

La importancia del buen estado de un filtro de polen o antipolen se incrementa durante la época primavera. Por ello, en esta época del año, es necesario llevar a cabo un mantenimiento y una sustitución periódica del filtro antipolen.

Por lo general, los fabricantes aconsejan cambiar el filtro de polen aproximadamente una vez al año o cada 15.000- 30.000 kilómetros recorridos, siempre en función del uso que se le esté dando al vehículo.

Esta tarea de mantenimiento es sumamente sencilla por la que puedes realizarla o tú mismo o bien dejarla en manos de tu taller de confianza. Si finalmente te decides a llevarlo a cabo tú mismo, te mostramos los pasos que deberán dar:

  1. Aunque el lugar más frecuente de ubicación del filtro antipolen suele ser detrás de la guantera, deberás revisar en el libro de mantenimiento de tu coche si verdaderamente se encuentra ahí.
  2. Deberás retirar todas las piezas que te impidan llegar con comodidad al filtro antipolen.
  3. Retira el viejo filtro y antes de montar el nuevo filtro pon el aire acondicionado en recirculación y vierte por completo el contenido de un aerosol desinfectante para limpiar el circuito.
  4. Ya puedes montar el nuevo filtro antipolen. Ten en cuenta que siempre debe sustituirse por uno específico del fabricante de tu coche o lo más probable es que ni entre en el hueco.

Deja un comentario