¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR LOS AMORTIGUADORES?

Para conducir en otoño con seguridad, uno de los puntos clave del coche al que debes atender es al de los amortiguadores, unos elementos que garantizan la estabilidad y agarre del vehículo, sobre todo en épocas del año donde la climatología es más adversa y el viento y el asfalto mojado pueden jugarnos malas pasadas.

amortiguadores

Cuándo hay que cambiar los amortiguadores es una pregunta muy frecuente entre los conductores. Estar atento a este aspecto es fundamental para conducir seguros, ya que la amortiguación junto con los neumáticos y los frenos, es parte de un triángulo de seguridad básico en cualquier vehículo.

Hay varios indicativos a los que debes estar atento y que son señal de que es hora de cambiar los amortiguadores de tu coche:

  • Hay muchos problemas mecánicos que pueden descubrirse escuchando. Si detectas traqueteo, chirridos o golpes en los bajos, en las zonas de los neumáticos mientras circulas, es muy probable que los amortiguadores de tu coche estén defectuosos.
  • Desgaste prematuro de los neumáticos: unos amortiguadores que no cumplen bien su función pueden provocar un desgaste prematuro de los neumáticos de tu coche. Si detectas que la vida útil de estos es demasiado corta en comparación con el rodamiento que le das al vehículo y con tu forma de conducir, chequea los amortiguadores. Lo más seguro es que estén defectuosos y sea hora de cambiarlos.
  • Otra señal de que hay que cambiar los amortiguadores es cuando detectas que el volante de tu coche vibra. Unos amortiguadores en mal estado provocan que las ruedas no se fijen bien al suelo. Estas rebotan constantemente en el punto de apoyo, lo que, además de resultar muy peligroso durante la circulación, provoca una vibración en el volante que notarás de manera continua al sujetarlo.
  • Comprueba el kilometraje recomendado por el fabricante: la mayoría de los fabricantes de vehículos recomiendan el cambio de los amortiguadores a los 60.000 km, aunque esta cifra puede variar dependiendo del modelo y la marca del vehículo. Comprueba qué kilometraje recomienda el fabricante de tu coche y estate atento para cambiar los amortiguadores cuando te indica.

Revisar tu coche es la forma más eficaz de detectar unos amortiguadores defectuosos. Si debido a una manera de conducción brusca o a algún tipo de incidente, los amortiguadores de tu vehículo se encuentran dañados antes del lógico desgaste por el uso, la única forma de detectarlo será respetando las revisiones periódicas en el taller.

Deja un comentario