¿Cómo podemos detectar la avería del radiador del coche?

radiador-coche

El radiador es un elemento clave para un buen funcionamiento del motor de tu vehículo. Es encargado de disipar el calor del líquido refrigerante proveniente del motor para regular la temperatura de éste. Por ello una diferencia de temperatura entre una zona y otra además del sobrecalentamiento del motor son dos pistas clave para detectar una avería en el radiador de tu coche.

El radiador del motor es uno de los elementos que más pasan desapercibidos hasta que saltan con algún problema. Los motores de explosión que llevan la mayor parte de los vehículos automotores, generan gran cantidad de calor que hay que disipar. Muchos de estos modelos de vehículo así como motocicletas de gran cilindrada están equipados con un sistema de líquido refrigerante cuyo componente fundamental es el radiador.

 

¿Cómo funciona el radiador del coche?

Un caloportador circula por el bloque del motor y por la culata, zonas cercanas a la producción de calor, para mantener una temperatura adecuada que oscila entre los 75 y 90º Centígrados. Este caloportador se mueve gracias a una bomba centrífuga desde el bloque al radiador, generalmente instalado en la parte delantera de los coches, para transferir el aire sobrante hacia fuera.

 

 

Como complemento del radiador existe un ventilador que hace circular el aire para un mayor efecto de convección. En la actualidad estos ventiladores tienen un pequeño motor eléctrico que se regula por termostato, la temperatura lo pone en marcha sólo cuando el caloportador supera cierta temperatura. Con este sistema se consigue que el motor funcione desde el encendido a una temperatura adecuada además de que la calefacción dentro del coche en invierno funcione mucho antes.

 

¿Cuáles son los síntomas de la avería del radiador?

  • Pérdida de agua
  • Rendijas del radiador obstruidas
  • Termostato averiado
  • Ventilador del radiador no funciona
  • Problemas con la bomba de agua
  • Desperfectos en el radiador debido a un golpe.
  • Obstrucción en el circuito de agua del motor.
  • Pérdida de líquido refrigerante.

Si son perceptibles fugas provenientes del radiador, o si es debido a un golpe, el radiador funciona mal y los síntomas son los arriba descritos. Es preciso prestar más atención a este componente imprescindible para el buen funcionamiento de tu vehículo.

 

¿Cada cuánto hay que comprobar el líquido refrigerante?

Nuestros expertos aseguran que haciendo una revisión cada 20.000 km o al año para comprobar que el líquido refrigerante no pierde y que el radiador no tiene las rendijas obstruidas. Revisa el manual de correcta conducción de tu coche para conocer el mantenimiento adecuado y ponte alerta cuando el termostato del salpicadero del coche te avise de una alta temperatura para poder solucionar cualquier problema lo antes posible. Si notas que una parte de tu radiador del coche está más caliente que la otra, te aconsejamos que lleves tu coche a revisión de forma inmediata pues puedes acarrear un problema más grave que derive en una reparación más costosa.

Te recordamos que el radiador cuenta con un depósito de entrada y otro de salida entre ellos hay canalizaciones que favorecen el intercambio térmico entre el líquido refrigerante y el aire ambiental. Por ello ante un mal funcionamiento el motor se sobrecalienta y la temperatura de éste nos advierte del peligro.

 

En Autofren queremos ser tu taller de confianza

En Autofren llevamos más de 40 años ofreciendo el mejor servicio en reparación en vehículos de casi todas marcas y modelos. Confía en nosotros para las revisiones periódicas de tu vehículo sabiendo que está en las mejores manos. Nos dedicamos a nuestra pasión por el motor lo que se traduce en el mejor servicio técnico que pueda ofrecer el mercado en nuestra propia marca. Reparamos chapa y pintura del automóvil además de cualquier tipo de carrocería,.

 

 

Deja un comentario