Cómo conducir un coche automático correctamente

Cómo conducir un coche automático

Cada vez son más los conductores en nuestro país que se plantean cómo conducir un coche automático. El cambio de marchas habitual permite que manejemos el coche a nuestro antojo, sin embargo el cambio automático es mucho más cómodo y seguro.

La mayoría de los conductores se acostumbran al cambio automático y solicitan este tipo de cambio al cambiar de vehículo, en este post te enseñamos cómo conducir un coche automático y sus ventajas.

Las posiciones de la palanca en un coche automático

En realidad existen diferentes posiciones y varias maneras de nombrarlas, sin embargo, las siguientes son las más habituales.

  • P: Es la posición de parking o parada. En esta posición el vehículo queda inmovilizado al detenerse, de hecho, es obligatorio meter esta posición cuando apagamos el coche.
  • R: Es la marcha atrás del coche. Si dejas la palanca en esta posición y sueltas el freno, el vehículo comienza a moverse hacia atrás de forma automática, incluso sin acelerar.
  • N: Es la marcha neutra, equivalente al punto neutro. Normalmente se utiliza en semáforos o paradas de pocos segundos. En esta posición el freno de mano no tiene ninguna incidencia, por lo que si quieres que el coche quede inmovilizado deberás aplicar el freno de pie.
  • D: La directa, es la posición habitual para circular. Viene del inglés Drive.

Como decíamos, hay diferentes maneras de nombrar las diferentes posiciones de una palanca automática, pero el sistema PRND es el más común.

Cómo conducir un coche automático: el secuencial

La mayoría de los coches automáticos disponen de un cambio de marchas secuencial, esto quiere decir que las marchas se cambian en orden. De lo que se trata es de poder controlar las revoluciones del vehículo cuando sea necesario, para hacerlo, el secuencial permite cambiar de marcha cuando lo necesitemos con un ligero golpe en la palanca.

El nombre viene de la secuencia que sigue el orden de las marchas, no permite, por ejemplo, pasar de quinta a tercera sin pasar por cuarta.

Ventajas de los coches automáticos

La principal ventaja está en la comodidad que ofrece este tipo de cambio, especialmente en circuitos urbanos y atascos, pero además la seguridad se incrementa, debido a que permite mantener la atención exclusivamente en la conducción.

Los motores de los coches automáticos suelen estar en mejores condiciones, debido a que el uso del embrague y los cambios bruscos desgastan algunas piezas.

En Auto-Fren somos expertos en revisión de vehículos automáticos, si quieres tener tu coche en el mejor estado ven a visitarnos.

 

 

Deja un comentario