Coche de sustitución: Obligación o derecho

coche de sustitución
En muchas ocasiones los talleres reciben la petición de un cliente de un coche de sustitución mientras su vehículo se encuentra en reparación. Cada vez se intenta minimizar ese inconveniente de quedarnos sin coche durante varios días. Se hace a través del seguro del coche o mediante ofertas de talleres o concesionarios. En este post hablaremos sobre el coche de sustitución y trataremos la cuestión de si realmente es una obligación de talleres/concesionarios y un derecho del consumidor.

 

¿ES OBLIGATORIO OFRECER UN COCHE DE SUSTITUCIÓN?

 

La normativa no obliga a los talleres a poner a disposición del cliente un coche de sustitución mientras el suyo está reparándose. No obstante y aunque no sea obligatorio, cada vez más talleres están pensando en adoptar esta medida por su cuenta. El hecho de facilitar un coche de sustitución vendría a ser una garantía de carácter voluntario por parte del distribuidor. En el caso de los coches nuevos, en muchas ocasiones la garantía comercial del fabricante también lo ofrece.

 

La oferta de coche de alquiler no es obligatoria por lo que se puede cobrar. Esto daría lugar a un alquiler sin conductor. Para poder alquilar este tipo de vehículos no es necesaria ninguna autorización administrativa previa. No obstante, es obligatorio incluir la actividad de arrendamiento de coches en su objeto social y en su alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Es obligatorio entregar un contrato al conductor que debe firmarse en el taller o concesionario que presta el coche. En este contrato debe figurar el nombre, domicilio y NIF del arrendador y arrendatario, plazo de duración, matrícula y el precio. Se exige, además, que el taller o concesionario guarde copias del contrato durante tres años desde que finaliza el mismo.

 

Los coches de sustitución pueden ser tanto nuevos como usados pero en el permiso de circulación debe constar que se usa para un servicio público o alquiler sin conductor. Los vehículos para alquiler cuentan con algunas ventajas fiscales. Estos coches no pagarán el Impuesto de Matriculación mientras que no se alquilen a la misma persona por más de tres meses al año. Se obliga, además, que los precios de alquiler deben estar siempre a vista del público en el concesionario o taller, añadiendo el 21% de IVA.

 

EL COCHE DE SUSTITUCIÓN O CORTESÍA, ¿UN DERECHO DEL CONSUMIDOR?

 

Existen algunos casos excepcionales. Cuando nos encontramos en una reparación en garantía, ya sea de un coche nuevo, usado o por la garantía de una reparación previa, y que tomara más tiempo de lo razonable, entraríamos en la normativa de protección de los consumidores. Estos casos son difíciles de valorar. No obstante, tanto el fabricante como el taller corren el riesgo de que el cliente les reclame daños y perjuicios por los inconvenientes causados, por lo que suelen ofrecer ellos mismos un coche de sustitución en estos casos. Hay que tener en cuenta que un tiempo razonable de reparación es de unos 20 días.

 

En conclusión, ofrecer un coche de sustitución no es una obligación ni un derecho en nuestro país. La única forma de obtenerlo es habiéndolo contratado anteriormente en la póliza de seguros o que nuestro taller o concesionario nos lo ofrezca. El uso del coche de sustitución va siempre regulado por un contrato que debe firmar el mismo taller o concesionario que cede el vehículo. Dado que no es una obligación, talleres y concesionarios cobran por su uso, un precio que debe estar siempre a vista del público en sus establecimientos. Aunque no se considera un derecho, has podido comprobar que existe una normativa de protección de consumidores. No obstante, no podemos hacer uso de ella para obtener un coche de sustitución, a no ser que el tiempo de reparación exceda lo razonable.

 

En los talleres Auto-fren te damos la posibilidad de solicitar un vehículo de sustitución en todo momento y durante el tiempo que tu vehículo esté en nuestro taller. En Auto-fren sabemos que muchas personas dependen de su automóvil, por eso tendrás un coche de sustitución a tu disposición inmediatamente y con independencia del tipo de reparación que estemos realizando en tu vehículo. Nuestros clientes han estado proponiéndonos durante un tiempo este servicio. En Auto-fren queremos facilitar la vida a nuestros clientes y que el hecho de tener el coche en el taller no sea un trastorno para su rutina. Es por esto que desde hace ya un tiempo ofrecemos vehículos de sustitución en Madrid. Nuestros coches de sustitución son de alta gama con todas las prestaciones y a todo riesgo. Creemos que ofrecer este servicio es muy importante y que además, debemos ofrecer vehículos de calidad. En Auto-fren ofrecemos otro tipo de servicios relacionados con la reparación y mantenimiento de tu coche, desde cambio de lunas hasta coches de sustitución. Para saber más, visita nuestra página web: http://www.auto-fren.com/

 

 

 

 

Deja un comentario