Trucos para conducir en viajes largos

En verano los viajes largos son comunes por lo que es muy importante seguir los consejos que todos aprendimos en la autoescuela, como parar en estaciones de servicio cada dos horas o 200 kilómetros para estirar las piernas y reducir la siempre peligrosa fatiga al volante. También es esencial haber pasado antes por el taller de coches para comprobar que todo funciona bien, pero hay más trucos a la hora de encarar viajes largos.

conducir-carretera

Estar descansado

Más allá de parar periódicamente, hay que subirse al coche descansados, tanto el conductor como el resto de pasajeros. Estar descansado ayuda a reducir el estrés en el coche y hace el viaje más llevadero. En este sentido, contar con un segundo conductor que asuma tramos de conducción siempre es positivo.

La comida

Antes de viajar se recomiendan comidas ligeras, ya que al pasar varias horas sentados las comidas más pesadas son más difíciles de digerir y pueden provocar somnolencia. En el coche puedes llevar una nevera de viaje con fruta fresca, frutos secos, barritas de cereales o galletas además de agua suficiente, algún refresco o, mejor aún, una bebida isotónica. Mantenerse hidratado es vital.

La ropa

Siempre hay que viajar con ropa y calzado cómodos, lo que te permitirá una mayor movilidad. Las zapatillas de deporte son la mejor opción, y no olvides las gafas de sol.

Los niños

Mantener entretenidos a los niños en los viajes largos es muchas veces misión imposible. Juguetes, juegos y películas los mantendrán distraídos, y con ellos es aún más importante que bajen del coche a estirar las piernas. En los días más calurosos intenta poner parasoles en sus ventanas para que se mantengan frescos y reducir el riesgo de insolación.

Recambios y botiquín

Un botiquín de primeros auxilios por si hay una urgencia no ocupa nada. Puedes llevarlo junto a los triángulos de seguridad o el chaleco, elementos obligatorios.

Deja un comentario