Trucos para que no se te estropee el turbo

Los motores con turbocompresor fueron una gran revolución en el mundo del automóvil desde que se empezaron a utilizar de forma regular en vehículos diésel y actualmente cada vez son más utilizados en los vehículos con motor gasolina de baja potencia.

El turbo te permite obtener mayor potencia reduciendo el consumo, pero no todas sus características son ventajas. El principal fallo del motor turbo es que su complejidad y elevado régimen de trabajo hace que disminuya la fiabilidad del motor, si no se cuida correctamente.

turbo

El coste de un turbo roto

Si tenemos una avería del turbo que necesite su sustitución o reparación, esto puede tener un coste mayor que el del propio vehículo, ya que no suele bajar de los 1.000 euros la sustitución por uno nuevo en un taller.

Consejos para cuidar el turbo

Entre las principales precauciones del turbo, destaca la de esperar unos minutos con el motor a ralentí antes de iniciar la marcha y parar el motor.

Tras un trayecto largo por autovía o carretera, en el que se exige mucho al motor durante periodos largos, necesitamos aguantar el motor en funcionamiento cuando lleguemos a nuestro destino o realicemos una parada. Esto ayudará a que el aceite baje de temperatura y no se carbonice dentro del turbo.

Al iniciar la marcha el procedimiento es similar. Arrancamos el vehículo y esperamos unos minutos para iniciar la marcha. De esta manera, llevamos a cabo un calentamiento gradual del aceite y motor, en general. Es importante realizar una conducción suave y progresiva para evitar esfuerzos dentro de la temperatura óptima de funcionamiento.

Sigue estas recomendaciones y acude a tu taller de coches de confianza, si notas cualquier mal funcionamiento del turbo. Una visita a tiempo te puede ahorrar mucho dinero.

Deja un comentario