PROBLEMAS MECÁNICOS QUE PUEDES DESCUBRIR ESCUCHANDO

Un ruido extraño en el coche puede ser síntoma de un problema mecánico. Si agudizamos el oído podemos detectar fallos en nuestro coche que si solucionamos a tiempo nos ayudará a evitar males y desembolsos de dinero mayores.

ruidos-coche

Hay muchos problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando. Toma nota de cómo detectar fallos en un coche a través de los sonidos, algo que también puede ayudarte a no errar en la elección si te dispones a comprar un coche de segunda mano.

Estos son algunos de los sonidos que, si detectas en tu coche, te pueden estar indicando algún problema mecánico:

  • Silbidos y golpes en la parte trasera y en los bajos: ruidos de este tipo pueden indicar fisuras en el tubo de escape o que algún tornillo situado entre el tubo de escape y el silenciador está demasiado suelto.
  • Ruidos y chirridos al frenar: a través de estos sonidos podemos detectar si los frenos están en mal estado. Un chirrido al pisar el freno del coche puede indicar un posible desgaste de las pastillas o de los discos que habría que solucionar de inmediato con su sustitución.
  • Chirrido bajo el capó: es muy probable que un ruido en el coche de este tipo esté indicando algún problema con la correa de distribución o de transmisión. Un chirrido agudo suele indicar un desgaste en la misma. Cuando comiences a detectar este tipo de sonidos lo más aconsejable es cambiar la correa por una nueva, una operación sencilla que de no realizarse puede ocasionar problemas mucho más graves y costosos.
  • Sonidos en las ruedas y amortiguadores: pueden ser indicativos de un desgaste desmesurado de los neumáticos. También suelen aparecer cuando se rompen los silent blocks. Los neumáticos y el sistema de suspensión de un coche son dos puntos clave de los que depende la estabilidad del vehículo. Circular con un coche que tiene estos dos puntos clave deteriorados puede ser peligroso y estarás poniendo en riesgo tu seguridad al volante.
  • Silbidos en la zona del motor: en este caso revisa el sistema de refrigeración porque es posible que presente alguna fuga. Procura no mover el vehículo en estas condiciones para que no se produzcan daños mayores en el motor.

Para alargar la vida de tu vehículo debes estar atento a todos los síntomas que detectes, en este caso a través de sonidos extraños. Al igual que nosotros tosemos o estornudamos cunado estamos enfermos, nuestros coches también emiten sonidos que indican su particular enfermedad, algún problema mecánico.

Deja un comentario