¿Es peligroso usar el móvil en las gasolineras? Verdad o Mito

usar-movil-en-gasolinera

Sé lo que suscita esta pregunta, por ello te lo vamos a poner muy fácil a la hora de responder para que tengas toda la información posible ante la próxima vez que vayas a usar el móvil dentro de los límites de una gasolinera.

 

¿Peligro de salir ardiendo o explotar?

Mito. La actividad de un teléfono móvil no emite la radiación suficiente para provocar una chispa por sí mismo o por su uso.

Pero… siempre hay un pero, la batería en mal estado o un teléfono puesto al sol durante mucho tiempo puede emitir la chispa suficiente para hacer prender la gasolina que haya por el suelo. Así que tú decides.

 

¿Peligro para la integridad de tu coche/teléfono?

Mito. Ante un repostaje apagamos el motor completamente y por ende todo lo que tuviera encendido dentro del coche. Un potente aislante son los neumáticos que nos aíslan de cualquier corriente.

Si necesitas contestar una llamada estando dentro del coche, en una gasolinera mientras se repone la gasolina, sigues estando a salvo.

 

¿Peligro para tu carnet de conducir y bolsillo?

Verdad. La ley dice en el artículo 115.3 del Real Decreto 1428/2003, el peligro de deflagración al repostar, aunque bajo, es real. En él se indica que la radio del coche y los teléfonos móviles deberán estar apagados al repostar en las gasolineras, de la misma forma que hay que apagar las luces y el motor. Por eso utilizar por el móvil en una gasolinera es sancionable con 200 euros y retirada de tres puntos.

 

¿Electricidad estática el auténtico peligro?

Verdad. La electricidad estática es un conductor excelente que puede hacer que explotemos. La podemos evitar fácilmente tocando algo metálico, y lo más fácil es agarrarnos a la propia carrocería del coche. Pero no olvidemos repetir la operación de tocar algo metálico si vamos, por ejemplo, al lavabo o a pagar (lo que hacemos con frecuencia) antes de introducir la manguera en el depósito.

 

Respuestas científicas

Ya hemos hablado de los móviles, la radiación emitida por los móviles no es capaz de provocar esta reacción. Las probabilidades de que esto ocurriese si bien no es cero, es ínfima. Sería peligroso, por ejemplo, si tuviésemos problemas con la batería del mismo y que de este saltasen chispas. En ese caso, el móvil sí sería muy peligroso, pero también para tu salud y la integridad de tu mano. Si este no es el caso, llevarlo en el bolsillo y que te llamen mientras estés repostando no hará que la gasolinera salte por los aires.

Es curioso que, pese a que se nos haya convencido reiteradamente del peligro del uso del teléfono móvil en las gasolineras, muchos no sepan que el verdadero peligro que debemos conocer es el efecto de la electricidad estática. Pues esta es capaz de provocar una descarga eléctrica que entrando en contacto con la suficiente intensidad pueda provocar una reacción con el aire y las sustancias inflamables contenidas en este.

Te recomendamos que antes de repostar, pongas la mano sobre la parte metálica como el techo del coche y después introduzcamos la boca del depósito en él, así evitaremos que la electricidad estática entre en juego y saltemos por los aires. Y lo más importante, en talleres Autofren contamos con los mejores especialistas para garantizar tu seguridad al volante.

Deja un comentario