¿Cómo funciona el control de estabilidad en los vehículos?

Cada día la seguridad en nuestros vehículos aumenta y muchos son los elementos que encontramos en el mundo de los coches y el motor. Por ello es recomendable que los revisemos en un taller de coches para su óptimo funcionamiento, más aún si es uno que puede evitarnos un accidente mortal, como es el control de estabilidad.

control-de-estabilidad

¿Qué es el control de estabilidad?

Es un elemento que nos proporciona seguridad al conseguir que el vehículo siga nuestra trayectoria al volante, evitando los derrapes indeseados en carretera.

El control de estabilidad frenará selectivamente las ruedas de nuestro vehículo usando elementos del sistema control de estabilidad. De esta manera, te ayudará a seguir la trayectoria real que marques durante la conducción con el volante.

¿Qué elementos lo componen?

El control de estabilidad es un cuerpo que necesita de diversos elementos para su correcta funcionalidad.

El primero de ellos sería el denominado ECU, que es un grupo hidráulico que nos regulará la presión de frenado de cada rueda. Además, reducirá la potencia de tu motor para aumentar tu seguridad, en caso de siniestro.

Cuatro sensores de velocidad en rueda serán los encargados de medir la velocidad de cada de nuestras ruedas. Estos sensores te realizarán correctamente los cálculos sin la necesidad del roce del vehículo.

Por otro lado, encontramos el sensor de ángulo de dirección, cuya principal función será la de medir la posición que marcamos al volante.

Por último, contamos con el sensor de ángulo y aceleración transversal, el cual nos informará si el vehículo está comenzando a derrapar o desviándose de la trayectoria deseada por el conductor.

Desde luego ninguno desearíamos sufrir ningún percance en la carretera, pero al menos podemos sentirnos más seguros pensando que podemos confiar en la eficacia de sistemas control estabilidad que, cada vez más, nos aseguran una mayor seguridad mientras conducimos.

Deja un comentario