CÓMO DETECTAR PROBLEMAS EN LA SUSPENSIÓN DE TU COCHE

La estabilidad de nuestro vehículo sólo es posible si cuenta con un sistema de suspensión en buen estado. Se trata de algo fundamental para nuestra seguridad. De hecho, si no fuera así, tu coche tendría problemas para pasar la ITV.

suspension

El sistema de suspensión logra que, a pesar de las diferentes condiciones que pueda presentar el terreno, las ruedas se mantengan siempre en contacto con el suelo, algo que evita que podamos perder el control de la máquina.

A continuación te mostramos cómo detectar problemas en la suspensión de tu coche:

  • Si tu coche rebota: si detectas que el coche rebota contra el suelo más de lo normal significa que el sistema de suspensión de tu vehículo no está cumpliendo su función de forma correcta. Cuando un coche rebota significa que los neumáticos pierden constantemente la adherencia del suelo. Esto puede resultar muy peligroso.
  • Si tu coche se inclina: sobre suelo horizontal, tu coche debe permanecer recto y no inclinado hacia ninguno de sus laterales, tanto parado como en movimiento. Si detectas una inclinación del vehículo hacia un lado, significa que el sistema de suspensión está fallando. Lo más probable es que alguno de los amortiguadores esté en mal estado. En este caso no dudes en acudir a un taller para que revisen los bajos de tu vehículo.
  • Tu coche circula con neumáticos desgastados: mantener unos neumáticos en buen estado es fundamental para poder realizar una conducción segura. El desgaste de las gomas de tus neumáticos o una presión inadecuada puede provocar situaciones de verdadero peligro, ya que la adherencia al suelo durante su rodamiento será deficiente. Un sistema de suspensión en mal estado puede provocar el desgaste de los neumáticos. Por lo tanto, si detectas que dicho desgaste aparece de una forma prematura, sospecha sobre el buen estado de tu sistema de suspensión, pues puede ser él el que esté provocando este problema.

Para asegurarte de que el sistema de suspensión de tu vehículo se encuentra en buen estado, deberás realizar un chequeo anual del mismo. Acude a tu taller de confianza para que durante el mantenimiento anual que debes realizar al coche, inspeccione, entre otras cosas, el sistema de suspensión. Rótulas, amortiguadores, silent blocks, neumáticos, brazos de suspensión… todo debe cumplir su función a la perfección.

Ignorar este problema no sólo puede costarte la salud, sino que además puede llegar a provocar averías más graves y costosas.

Deja un comentario