6 Consejos para cuidar tu coche recién comprado

Con la adquisición de un coche nuevo nos surgen millones de dudas para asegurarle el mejor cuidado posible. Con cuantos consejos para tu coche recién comprado, podrás asegurar su buen mantenimiento y funcionamiento.

Adquirir un coche nuevo supone una importante inversión. Su compra siempre se hace con la idea de que nos facilite un poco más la vida al mejorar nuestra movilidad, ahorrarnos tiempo en los desplazamientos y ganar en libertad por no tener que depender de vehículos ajenos. La intención es, por tanto, que nos dure muchos años.

La decisión de comprar un coche nuevo siempre genera algo de preocupación, porque tememos errar en la elección. Pero una vez realizada y comprobado que el coche funciona perfectamente, es momento de disfrutarlo.

6 consejos para cuidar de tu coche recién comprado-taller mecanico en vallecas

Sigue estos consejos para tu coche recién comprado y logra que ese disfrute y esa sensación de estrenar coche nuevo cada día perduren durante mucho tiempo. Para ello, debes cuidar tanto las piezas internas como el aspecto exterior del vehículo:

  • Antes de acelerar el vehículo hasta su máxima velocidad, espera a recorrer los primeros 1.500 km con él. De esta forma y a pesar de que hoy en día siempre realizan un pre rodamiento a los vehículos nuevos antes de entregarlos, nos aseguraremos del correcto ensamblaje de todas las piezas y de que éste se logre de forma gradual, sin forzar el coche.
  • Trata de conducir el coche nuevo siempre de forma suave, evitando los frenazos y acelerones bruscos.
  • Vigila no sobrepasar las revoluciones por minuto indicadas para cada marcha.
  • Durante los primeros 500 o 1.000 km, evita activar el aire acondicionado. Este dispositivo hace que el motor pierda potencia, lo que te obliga a acelerar más de la cuenta. Esto supondrá que estés forzando de más el motor, lo cual no es conveniente nunca, pero menos aún durante los primeros kilómetros de rodaje.
  • Realiza todos los mantenimientos del vehículo recomendados por el fabricante.
  • Cuida la carrocería. Cuando laves el vehículo, utiliza los materiales adecuados, jabones que no sean corrosivos y paños para cepillar y secar que estén compuestos de fibras que no estropeen la carrocería. En la medida de lo posible, trata de aparcar el coche en zonas protegidas del sol, la lluvia o el frío para evitar que la pintura se decolore.

Si eres constante y cuidadoso, podrás experimentar la sensación de estrenar un coche nuevo cada día y tu vehículo aguantará muchos años como la primera vez. ¿Estás preparado?

¿Qué trucos te guardas bajo la manga para conservar tu vehículo?

Fotografía vía Pinterest

cochesCuidado del vehículo

Deja un comentario